Violencia de género
Jueves 20 de Abril de 2017

Nuevos en casos de violencia de género de San Rafael

La escalada de violencia de género es uno de los temas que más preocupan en Mendoza y hubo varios episodios más.

La escalada de violencia de género es uno de los temas que más preocupan. En esta oportunidad, dos de los casos sucedieron en la ciudad de San Rafael.

La jornada del miércoles comenzó movida para el personal de la Comisaría Octava, donde se recibió un pedido de auxilio a una mujer policía que estaba siendo agredida por su pareja.

Habían pasado apenas pocos minutos de la medianoche cuando una llamada al 911 alertó de que en la calle Santa Teresa de Los Andes, del barrio Americasa, una oficial inspectora había sido atacada por su pareja, quien le había comenzado a propinar fuertes golpes.

Fue ante el pedido de auxilio y los gritos que los vecinos reaccionaron rápidamente y pidieron la intervención policial.

Cuando los efectivos llegaron hablaron con la víctima, quien se limitó a decir que el hecho no había existido y que todo era una simple discusión propia entre una pareja.

Sin embargo la versión que les dio a sus colegas se mantuvo sólo unos segundos, porque el hijo menor de la joven oficial dijo que su madre había sido golpeada por su pareja, un hombre de 38 años. Ante ello los uniformados salieron a la calle pero el agresor había escapado del lugar al ver que llegaba un patrullero y aprovechando la oscuridad logró evadir a los policías.

La mujer entregó el arma reglamentaria y concurrió a la Comisaría Octava, donde radicó la correspondiente denuncia. Del agresor hasta ayer no había noticias.
La golpeó y se llevó la hija
Apenas unas horas después, otra vez tuvo que intervenir el mismo personal policial de la Comisaría Octava ante un llamado que daba cuenta de que una mujer había sido golpeada y encerrada por su pareja, de 26 años, que además se llevó la hija menor de ambos.

Como en el caso precedente, la joven primero fue víctima de agresiones verbales para luego ser castigada hasta que cayó al piso, donde el atacante le propinó trompadas y patadas en distintas partes del cuerpo, principalmente en el rostro y cuello, causándole severas lesiones.
No conforme con ello, tomó en sus brazos a la hijita de los dos e inmediatamente salió corriendo de la casa, dejando encerrada a la indefensa mujer.

Lo primero que hicieron los efectivos tras derribar la puerta fue socorrerla y de inmediato realizaron un rastrillaje en la zona para localizar al hombre, quien llevaba consigo a la beba. Finalmente lograron interceptarlo, le dieron la voz de alto y el fugitivo se detuvo. Allí lo llevaron esposado a la comisaría.
.

Por Catherina Gibilaro
Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios