Paula Toledo
Lunes 12 de Septiembre de 2016

Nuri Ribotta: "Ahora tengo una luz de esperanza"

La mamá de Paula Toledo usará sus últimas fuerzas para lograr la justicia que espera hace trece años. Pidió que esto sirva para que en adelante "se hagan las cosas bien, no sólo para el caso de mi hija"

"Ahora tengo una luz de esperanza, antes lo dudaba, soy sincera, pero ahora con la decisión de la Corte estoy satisfecha", expresó Nuri Ribotta al referirse a la resolución del máximo tribunal de la provincia que habilitó un tercer juicio para el crimen de Paula Toledo.

Para ello, la Suprema Corte de Justicia de Mendoza anuló los dos juicios anteriores que absolvieron a Iván Gauna, los hermanos Víctor y Alejandro Echegaray, y Marcos Graín, quienes nuevamente deberán ser juzgados.

La mamá de "Poli" tiene puestas todas sus expectativas en eso para alcanzar la esperada justicia para su hija que le permita descansar en paz.

No será fácil para una mujer mayor que tuvo que revivir dos veces la salvaje violación y muerte de Paula sin siquiera lograr una condena para los responsables. Se le suma a esa tragedia la reciente muerte de uno de sus hijos y las enfermedades propias de su edad y las que se derivan de un espíritu golpeado por semejantes pérdidas.

"Espero que mi hija me sostenga como lo ha hecho hasta ahora, porque cada vez que me caigo le digo: 'Paula ayúdame', también a mi hijo que falleció hace ocho meses. Así que les pido a ellos que me ayuden, me encomiendo a Dios y a mis hijos, espero poder llegar al juicio y que sea justo", respondió ante la pregunta de UNO San Rafael sobre si iba a poder soportar revivir todo por tercera vez.

En los dos anteriores debates presenció todas las audiencias sentada estoicamente junto a su abogado Arturo Juri, quien nunca le cobró un peso por representarla legalmente.

No será fácil, porque han pasado 13 años desde el horrendo crimen y los detalles de los testigos se van diluyendo en la memoria por el lógico paso del tiempo, más las pruebas que se perdieron o no se recabaron en su momento.

Recordó que "hubo muy mala actuación de todos entre ellos los forenses y los de la Policía Científica" y "se perdieron las pruebas y la ropa". Además, "no se resguardó el lugar donde estaba el cuerpo, no lo digo yo, lo dijo el médico de la Policía, se pisoteó todo y no se tomaron todos los recaudos necesarios".

Ahora tiene previsto ir con una actitud más activa y solicitó públicamente a las personas que en los dos juicios anteriores retacearon información "que digan la verdad" porque "voy a pedir que se aplique el falso testimonio". También requerirá "que se cite a la gente que no se convocó antes, como el dueño de la casa abandonada", donde Paula fue violada y asesinada.

Además, consideró que "en el expediente hay muchas declaraciones para que esta gente (por los sospechados del crimen) sea condenada".

En medio de tanto dolor, Nuri reflexiona y pidió que todo este drama "sirva para otras víctimas, porque nadie está preparado para esto, si yo hubiera sabido de esto me hubiera movido de otra forma. Me encontraba muy mal, con una depresión que me llevó dos meses volver a mi casa, estaba en casa de uno de mis hijos".

En ese sentido, solicitó que "ahora tomen conciencia y hagan las cosas bien, no sólo para el caso de mi hija".

Evocó que "hubo veces que tuve la sensación que se juzgaba a la víctima", cuando "Paula era una flaquita de 55 kilos y 1,70 de estatura que seis delincuentes la agarraron y la destrozaron. Entonces cuando la vi en el ataúd le dije: 'Paula te prometo que hasta el último día de mi vida voy a luchar para hacer justicia por vos, así que eso espero, que se hagan las cosas bien, como corresponden".

Comentarios