Paula Toledo
Domingo 18 de Septiembre de 2011

Nuri Ribotta negó acusaciones del fiscal que ahora los denunció

La mamá de Paula Toledo le pidió al fiscal de la causa de su hija, Norberto Jamsech, que retire las denuncias contra sus dos hijos y cuatro de sus amigas por amenazas e insultos  

La madre de Paula Toledo en diálogo con diario UNO de San Rafael le pidió al fiscal Norberto Jamsech que retire las denuncias por amenazas e insultos contra dos de sus hijos y cuatro amigas.

Jamsech fue increpado por estas personas una vez que terminó de leerse la sentencia que absolvía a Marcos Graín como imputado del crimen de Paula Toledo.

Todo se desencadenó, según Ribotta, “cuando el fiscal del juicio no acusó al único imputado en el segundo debate”.

Esa acción no cayó bien en el entorno de los Toledo, que reaccionaron cuando los jueces leyeron la sentencia.

A partir de ese momento , según Jamsech, “nos comenzaron a insultar y hubo amenazas de muerte contra mi persona”.

Por ese motivo el funcionario judicial presentó dos denuncias, la primera en el Juzgado de Faltas acusando a cuatro mujeres por insultos desmedidos en una audiencia pública, y la segunda, en el fuero penal, contra los hijos de Ribotta, a quienes les endilgó “las amenazas de muerte”.

Para Nuri ,“esta reacción debería ser comprensible porque el crimen de Paula quedó impune y Graín fue partícipe del mismo”.

Sin embargo la mamá de Paula señaló que “mis hijos no han amenazado de muerte a nadie, pudieron haber tenido algún exabrupto normal por la situación que estaban viviendo”.

Asimismo añadió que “en esos momentos yo tuve una descompensación cardíaca que provocó el malestar de mis hijos, que reaccionaron por todo este atropello”.

Respecto a sus amigas, argumentó que “ ellas ante la impotencia recurrieron a los insultos como cada persona que se queja cuando considera que la Justicia no lo ampara”.

El fallo de los jueces no dejó conformes a los querellantes, que ahora fijan sus ojos en la resolución que tomará la Suprema Corte de Justicia de la provincia respecto a los otros tres sospechosos que fueron liberados antes del segundo juicio.

“Esa es nuestra última esperanza para que mi hija pueda descansar en paz”, aseguró Nuri.

De concretarse esto último el fiscal Norberto Jamsech no podrá volver a ser el fiscal de la causa porque está inhibido por las denuncias efectuadas.

Algunos abogados señalaron a este medio que “las denuncias podrían llegar a ser una táctica del fiscal para excusarse y desligarse del juicio”.

El fundamento utilizado por estas fuentes está sujeto, según los letrados consultados, a que “es comprensible una reacción de los familiares ante una situación tan extrema”.

Otras voces que siguieron el juicio y no quisieron revelar su identidad manifestaron que “el fiscal hizo todo lo posible en este caso y no existían pruebas contundentes para incriminar a Graín, por eso Jamsech no pidió condena alguna”.

De prosperar el recurso presentado ante la Suprema Corte de Justicia habrá que saber qué jueces se harán cargo de un nuevo proceso y es muy probable que haya que recurrir a los fueros laborales o civiles para encontrar nuevos magistrados para la causa.

Comentarios