Política
Miércoles 23 de Marzo de 2016

Obama llegó de madrugada a la Argentina y Macri lo recibirá hoy en la Casa de Gobierno

Arribó a Ezeiza a la 1.10. Se lo considera un gesto clave hacia el nuevo gobierno. Polémica porque la visita coincide con el 40º aniversario del golpe de Estado del 76.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó esta madrugada al aeropuerto de Ezeiza, dando inicio a una histórica visita oficial de dos días a la Argentina, que contemplará un encuentro bilateral con su par Mauricio Macri y un homenaje a las víctimas de la última dictadura.

El jefe de la Casa Blanca arribó a Ezeiza a bordo del Air Force One a la 1.10 de hoy, acompañado por su esposa, Michelle, sus hijas Malia y Sasha, su suegra Marian Shields Robinson y una comitiva de 800 personas (ministros, periodistas, empresarios y legisladores), en el marco de un importantísimo despliegue de fuerzas de seguridad locales y estadounidenses.

La visita del mandatario norteamericano, proveniente de Cuba, es considerado un gesto clave de EEUU hacia Argentina luego de la asunción de Macri y tras una década de chispazos entre Washington y Buenos Aires.

Comercio, lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, además de la desclasificación de archivos secretos sobre la dictadura argentina, serán algunos de los temas que se cristalizarán en acuerdos que suscribirán los integrantes de ambos gobiernos hoy a la mañana en el Palacio San Martín.

El combate al terrorismo adquirirá relevancia en las declaraciones de ambos jefes de Estado, luego de que la organización extremista Isis atacara en Bélgica.

Tras la rúbrica de los acuerdos, Macri recibirá a Obama a las 10.30 en el Salón de los Bustos de la Casa Rosada. Seguidamente, ambos mandatarios mantendrán una reunión bilateral a solas en el despacho presidencial y una segunda a la que se sumarán cinco ministros de cada país, para la firma de convenios de cooperación.

A las 12.45 ambos darán una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Alrededor de las 14, Obama se dirigirá —en medio de un impresionante operativo de seguridad— a la catedral de Buenos Aires para rendir homenaje floral al Libertador General José de San Martín.

A las 16, el presidente norteamericano encabezará un encuentro con jóvenes emprendedores argentinos en el centro cultural La Usina del Arte, en La Boca. A las 20 asistirá a la Cena de Honor que ofrecerá Macri con 400 invitados, en el Centro Cultural del Bicentenario (ex Centro Kirchner).

Aún no fue confirmada la participación de ambos mandatarios en un encuentro con empresarios a las 18 en la Rural.

Paralelamente, la primera dama norteamericana, Michelle Obama, encabezará un encuentro, a las 9.30 con estudiantes en el Centro Metropolitano de Diseño.

El jueves 24, al cumplirse 40 años del último golpe cívico-militar de 1976, Macri y Obama encabezarán un homenaje a las víctimas de la dictadura en el Parque de la Memoria, ubicado en la Costanera Norte de la Capital Federal.

El homenaje a las víctimas de la dictadura tendrá lugar en el marco del anuncio de Washington de la apertura de archivos secretos durante la última dictadura militar, por lo que se espera un discurso de Obama referido al rol que tuvo EEUU en esa época trágica.

Horas después partirá rumbo a Bariloche para descansar allí hasta la noche y emprenderá luego el regreso hacia la Casa Blanca.

Uno de los principales objetivos del gobierno es que la visita de Obama "se traslade a una confianza en lo económico" y así la Argentina atraiga inversiones productivas de la mano de capitales estadounidenses, afirmaron fuentes oficiales.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sostuvo que la visita "es una muestra de confianza" y aseguró que "a partir de la nueva visión que el mundo tiene sobre la Argentina" comenzará una etapa de inversiones para generar empleo.

El 17 de octubre de 1997 fue la última visita de un presidente norteamericano a la Rosada, cuando Bill Clinton fue recibido por Carlos Menem. El 4 de noviembre de 2005, George W. Bush permaneció pocas horas en Mar del Plata con motivo de la Cumbre de las Américas.

 Los ataques en Bélgica teñirán la cumbre

La canciller Susana Malcorra afirmó ayer que la visita de Barack Obama “va a estar teñida por los impactos” de los atentados de Bruselas, y consideró que los gobiernos de Argentina y de Washington tienen la obligación de “trabajar muy coordinados”.

Malcorra afirmó que “no solo hay un enorme impacto por la cantidad de muertos y heridos, sino que hay un golpe a las libertades y principios que el Occidente defiende y que impacta a la sociedad”, y agregó: “Lo que va a ocurrir es que la visita de Obama va a estar teñida por el impacto de estos atentados, que hará que esté mucho más al frente la preocupación por el extremismo violento, que también está asociado al narcotráfico y a la ilegalidad, que es prioridad para el presidente”, indicó.

 

 

Comentarios