Mundo
Lunes 12 de Enero de 2015

Obama pretende vaciar la prisión de Guantánamo

Trece años después de la llegada de los primeros hombres a la base estadounidense de Guantánamo, bajo el aplastante sol de Cuba, el gobierno de Obama multiplica los vuelos nocturnos para vaciar lo antes posible las celdas de la prisión. Siempre con la esperanza de cerrarla completamente.

En 2014 fueron liberados 28 detenidos. “La reducción anual de la población carcelaria más importante de la presidencia de Obama desde 2009”, se ufanó Paul Lewis, el representante especial del Pentágono encargado del cierre de la cárcel.

Cuando el centro de detención militar inició ayer su décimo cuarto año, “nos esforzamos por mantener el ritmo de liberaciones”, agregó en una entrevista con la AFP.

“El camino para cerrar Guantánamo está despejado y bien iluminado”, escribió su homólogo renunciante del departamento de Estado, Cliff Sloan. “Hubo muchos zigzags pero hemos hecho grandes avances”, opina en una columna de opinión del New York Times.

Pero Noor Mir, de Amnistía International EE.UU., intima a la administración Obama a actuar rápido. “A pesar de la siniestra cuenta de trece años desde la apertura de Guantánamo, decenas de hombres siguen pudriéndose allí, sin la menor idea de cuándo tendrá fin su detención”, afirma.

Los primeros detenidos llegaron el 11 de enero de 2002, cuatro meses después de los atentados del 11 de setiembre, cuando el presidente George W. Bush hacía encerrar en sus celdas a cielo abierto a “los peores de los peores” de su guerra contra el terrorismo.

Hoy quedan 127 detenidos, de un máximo de 680 que llegó a tener en 2003, pero la población carcelaria podría caer a menos de cien en los próximos dos meses, y a la mitad antes de que termine 2015.

Comentarios