Mundo
Lunes 21 de Marzo de 2016

Obama y Raúl Castro saludaron juntos y comenzaron una reunión para tratar el embargo económico

Es la primera vez que un presidente de Estados Unidos visita Cuba tras la revolución de 1959. Ambos mandatarios buscan avanzar en el acercamiento entre los países, luego brindarán una conferencia de prensa. Mirá las fotos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió hoy con su homólogo Raúl Castro en el marco de la histórica visita del líder norteamericano a Cuba.

Ambos mandatarios se saludaron ante las cámaras en el Palacio de la Revolución de La Habana y pasaron después a celebrar conversaciones oficiales. Se trata de la tercera reunión formal entre Obama y Castro desde que ambos anunciaron el deshielo en diciembre de 2014.

Se espera que ambos presidentes hablen durante su reunión sobre nuevos pasos del acercamiento iniciado públicamente por ambos países hace 15 meses.
 
Obama fue recibido con honores militares en el Palacio de la Revolución. Una banda militar tocó el himno de Estados Unidos en la sede presidencial cubana en honor al huésped. Castro saludó a su homólogo con un caluroso apretón de manos.
 
Obama había depositado antes una ofrenda floral ante el héroe nacional cubano José Martí en la vecina Plaza de la Revolución, de acuerdo al protocolo diplomático habitual en la isla socialista.
 
Castro y Obama celebraron la primera reunión personal entre presidentes de ambos países en abril de 2015 durante la Cumbre de las Américas de Panamá. Obama y Castro se volvieron a ver en septiembre del año pasado al margen de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.
 
El actual encuentro es el primero que celebran los jefes de Estados de los dos países en La Habana tras 88 años. La visita de Obama es la primera de un presidente estadounidense a Cuba tras la revolución de 1959.
 
Los gobiernos de Washington y La Habana reanudaron relaciones diplomáticas en julio de 2015 después de 54 años. Ambos países han dado varios pasos de acercamiento en los últimos 15 meses, tras más de cinco décadas de hostilidades y enfrentamiento ideológico.

Comentarios