Zona sur
Sábado 25 de Abril de 2015

Ocho volcanes hay en actividad en Mendoza

Lo asegura un estudio llevado a cabo por geólogos de Buenos Aires. El Peteroa es el más activo.

La erupción del volcán chileno Calbuco y sus consecuencias en la Argentina despertó el interés por conocer el comportamiento de estas estructuras geológicas en Mendoza, teniendo en cuenta que la provincia  tiene cientos de volcanes en diverso estado de actividad y con características muy dispares entre sí. 
Según el Grupo de Estudio y Seguimiento de Volcanes Activos (GESVA), de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, hay 8 volcanes activos en Mendoza y un total de 37 con propiedades similares en todo el país.  Los volcanes locales son: el Tupungatito o Bravard, en Tunuyán; el San José, también ubicado en Tunuyán; el Maipo, en San Carlos; el Sosneado, en San Rafael; el Risco Plateado, el conjunto Planchón-Peteroa y el Payún Matrú, todos en Malargüe, y  el grupo volcánico Cochiquito, sobre Barrancas. 
Por otra parte, la Payunia es uno de los diez campos volcánicos más grandes del mundo,  compuesto por más de 800 cráteres inactivos. “Este espacio es un lugar formado por actividades volcánicas de larga data  producidas por erupciones explosivas y efusivas con origen estimado de veinte millones de años, hasta las más actuales, hace aproximadamente diez mil años, entre el Cuaternario y el Terciario”, explica en un artículo la investigadora del Conicet Ana María Sedevich.
Consultado sobre la peligrosidad de los volcanes en Mendoza, el  geólogo Eduardo Llambías dijo que “los estudios no revelan que fuese a manifestarse hacia el exterior ninguno por un buen tiempo, por lo tanto no habría de qué preocuparse”.  Además explicó que vulcanólogos y geólogos locales llevan adelante mediciones con el afán de determinar riesgos, al igual que ocurre del lado chileno.
Últimos registros
Según los registros recientes, en 1991 fue la última erupción grande del Peteroa, ubicado en Malargüe. También hay un registro de 1998 no significativo, hasta la última erupción detectada, el 4 de setiembre de 2010 en esa misma zona. 
En esa oportunidad, describe en un estudio la geóloga Corina Risso que “la actividad comenzó con una columna eruptiva fuerte, de cerca de 1.800 metros  de altura, para continuar posteriormente con una columna débil de 200 metros”. Este escenario provocó luego que se  profundizaran los monitoreos en esa zona cercana al límite fronterizo entre Argentina y Chile.
Aclaración
Se considera volcán activo a cualquiera que ha tenido actividad en los últimos 30 años. Se llama volcán latente a aquellos que evidencian, por su morfología, actividad reciente o registros de actividad histórica en los últimos 10.000 años.


Las cenizas volcánicas siguen esparciéndose por el país
 Según el último informe del Centro de Aviso de Cenizas Volcánicas dependiente del Servicio Meteorológico Nacional, las cenizas emitidas por el volcán chileno Calbuco continúan su desplazamiento por el territorio argentino y afectan principalmente a tres áreas. 
En primer lugar, las zonas adyacentes al volcán Calbuco (oeste de Río Negro y sur de Neuquén) debido a la pluma que el volcán sigue emitiendo. La segunda área está afectando el sur de Cuyo (Mendoza y San Luis), La Pampa, y Centro y Sur de Buenos Aires. Finalmente, la tercera zona afectada comprende el este de Córdoba, Centro y Sur de Santa Fe, Centro y Sur de Entre Ríos, extremo Norte de la provincia de Buenos Aires y la República Oriental del Uruguay.
El pronóstico de dispersión de cenizas volcánicas, elaborado por el SMN, prevé que en las próximas horas la región del Norte de Chubut, Sudoeste de Río Negro y Sur de Neuquén continuarán siendo afectadas. La zona Central del país, el Sur de Mendoza, Sur de San Luis, Norte de La Pampa y Centro de Buenos Aires seguirán afectadas. 
Por su parte, en la zona Norte del país, el área afectada comprenderá el Norte de Córdoba, Centro y Norte de Santa Fe, Norte de Entre Ríos y Sur de Corrientes. También se prevé que afecten el Norte de Uruguay y estados del Sur de Brasil. En el Centro y Norte del país las cenizas se encuentran en suspensión en capas medias y altas de la atmósfera y su concentración es baja, por lo cual no afectan la visibilidad horizontal.
Elecciones
El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, ratificó ayer las elecciones de mañana, aunque aclaró que se evaluará “el comportamiento del volcán y de la meteorología” para confirmar la convocatoria y aseguró que “la elección se suspende sólo por una catástrofe”.
El Calbuco entró en otra fase de inestabilidad
 Chile. Las autoridades chilenas que monitorean la actividad del volcán Calbuco aseguraron que ingresó “en una nueva fase de inestabilidad y de actividad sostenida”, lo que puede desencadenar flujos de lava desde el macizo. Además indicaron que ya entró en erupción en dos oportunidades desde el miércoles pasado y se observa “un incremento de la actividad superficial con una columna de material particulado de hasta dos kilómetros, acompañado de una señal sísmica continua tipo tremor”.
El Sernageomin, organismo técnico chileno encargado de monitorear la situación, detalló que “el volcán entró en una nueva fase inestable y de actividad sostenida, la cual podría ser precursora de un proceso magmático con flujos de lava y emplazamiento de domos en superficie”.
La actividad constante del Calbuco, situado a 1.000 kilómetros al sur de Santiago de Chile y a unos 108 kilómetros de Bariloche, provocó la formación de flujos y material piroclástico que se deslizó por las laderas e incrementó el caudal de los ríos y arroyos, lo que originó la evacuación de 6.514 personas en Chile. 
La nube de cenizas emitidas por el volcán desde hace dos días afectó a la provincias de Río Negro, Neuquén, extremo sudeste de Mendoza y Chubut, mientras que en forma tenue llegó al sur bonaerense, sectores del conurbano y la ciudad de Buenos Aires y podría llegar al Uruguay.
Por Javier Cusimano - cusimano.javier@diariouno.net.ar

 

Comentarios