Primicias
Lunes 24 de Octubre de 2011

Omar Suárez: A los giles se les pega una cachetada

El empresario Omar Suárez mantuvo un diálogo exclusivo con este medio, donde disparó contra Fernando Piaggio por sus dichos en Animales Sueltos el viernes pasado. Si yo no estaba ahí, lo iba a buscar. Me empezó a boludear, no me acuerdo bien qué me dijo y ahí me saqué y le pegué una cachetada, tiró el dueño de Cocodrilo.

Por Guido Albamonte - @guidoalbamonte - galbamonte@primiciasya.com

¿Qué pasó con Fernando Piaggio?
Estaba invitada Denise al programa de Fantino, que iba a hacer el cierre musical. Ale le pidió que se siente, así compartía la mesa, y le hacían un par de preguntas, sobre cómo es ser la novia del dueño de un cabaret. Al minuto de empezar el programa, sale esta persona diciéndole vos tenés una cara de cornuda total, me das lástima, te siguen creciendo los cuernos, y otras cosas. Una agresión inesperada porque no lo conocemos. Era la primera vez que ella se sentaba en un programa de televisión. Ahí me hacen sentar a mí, que creí que me estaban cargando, que era una joda. La agarro de la mano a ella para que se tranquilice y dice encima se dan la mano, son una farsa, venden un amor que no existe. Me lo quería comer ahí nomás.

¿Él sabía que estabas vos?
El en una parte dice yo a Omar lo conozco y señala para donde yo estaba.  Después dice que no sabía que yo estaba. A ver, si no estaba ahí lo venía a buscar igual. No tenía nada que ver con nada. Si le hubiese dicho que canta mal, es una opinión. Pero esto fue un ataque. Cuando me siento, sigue diciendo yo a Omar lo conozco, sé que le mete los cuernos, conozco sus movimientos.

Eso fue lo que más te calentó, ¿no?
Claro. Primero, no me conoce, me vio una sola vez en su vida. Segundo, si fuera verdad es un vigilante. ¿Como un tipo le va a decir a otro, adelante de su mujer, que le mete los cuernos?

Denise aceptó las disculpas, pero vos no…
Ella aceptó las disculpas porque no quería seguir la disputa y la pelea. Yo dejé de lado el problema, dejé de lado todo y reaccioné como hombre. Le dije decime en la cara lo que dijiste en público, como dos hombres. Ahí me empezó a boludear, no me acuerdo bien qué me dijo y ahí me saqué y le pegué una cachetada.

¿Por qué cachetada y no trompada?
A los giles se le pega una cachetada. Porque después van y te quieren hacer un juicio porque le pegaste una trompada. Fue una reacción del momento, me pareció una gilada lo que hizo. Estoy un poco arrepentido, sé que hay imágenes. Pero bueno, lo hecho, hecho está.

Más allá de tenerse toda la confianza, ¿Los dichos de Piaggio no generaron dudas entre ustedes?
Vos imagínate esto: vas con tu esposa a un lugar y un tipo que está sentado ahí le dice a tu esposa este te mete los cuernos, yo lo conozco. La duda te va a quedar. Hubiese generado una pelea entre nosotros. Decí que ella viene todas las noches al negocio conmigo, sabe cómo me manejo. Pero ponele que no venga al negocio, y que no salga a la noche. Tengo un quilombo bárbaro. De donde lo mires, el chabón se está equivocando.

Comentarios