San Rafael
Lunes 11 de Julio de 2016

Opinión: el cierre de El Plumerillo, una oportunidad para San Rafael

Las obras que se harán en el aeropuerto internacional mendocino pueden ser, si se trabaja bien, una buena chance para San Rafael y el turismo.

El cierre del aeropuerto de El Plumerillo, en Mendoza, afectará sin dudas a la provincia en general por los inconvenientes que las necesarias obras traerán al movimiento de pasajeros. Pero ¿puede ser ese cierre temporal una oportunidad para  San Rafael?
Yo creo que sí. Nuestro departamento, por el período de tres meses (del 8 de setiembre al 6 de diciembre) que estará cerrado el aeropuerto internacional mendocino, recibirá algunos vuelos extras al único y habitual que nos conecta con Buenos Aires.
Ya está confirmado un vuelo más a la capital del país y vuelos a Rosario e Iguazú desde nuestro humilde aeropuerto Santiago Germanó. Estos vuelos se realizarán los martes, jueves y domingos con hora de salida desde San Rafael a las 15.55 y arribo a Rosario a las 17.35, ciudad que actúa como escala hacia Iguazú, donde llegará a 19.59.
Considero este proceso eventual como una oportunidad por dos motivos principalmente. Uno que este inusual movimiento extra de pasajeros desde San Rafael puede traer más turismo. Y no sólo tiene que ser durante estos tres meses, sino que puede ser una oportunidad para que muchas personas conozcan nuestro departamento o lo agreguen a los destinos a conocer en el futuro.
Esta pequeña ventana que se abre casi sola hay que ayudarla con ofertas y promociones que tienten al potencial viajero para que en ese tiempo o en un futuro, decida viajar hacia nuestra ciudad. Es decir, hay que convertir esa ventana en una puerta. Hay que trabajar sobre ello para ver cómo más se puede aprovechar. Seguramente las autoridades de turismo se encargarán de ello.
Y la segunda razón es que, tal vez, aunque es más una expresión de deseo que una previsión, el movimiento extra haga dar cuenta a las autoridades nacionales que al aeropuerto sanrafaelino le vendrían bien obras de ampliación y adecuación para dar un paso adelante en cuanto a infraestructura. Lógicamente no es que haya que convertirlo en un símil de El Plumerillo, pero sería bueno que tenga más infraestructura, por ejemplo, en lo que es la hoy pequeña sala de recepción de valijas y otros sectores que sus autoridades entiendan necesario.
Por Javier Martín
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios