San Rafael
Lunes 07 de Marzo de 2016

Opinión: El “loco” mundo del estacionamiento en San Rafael

Reflexión acerca de usos y (malas) costumbres que se dan en torno al estacionamiento en el centro de San Rafael.

No es una novedad. Estacionar en el radio céntrico en San Rafael es una odisea. Puede pensarse “sí, como cualquier ciudad”. En parte sí, pero tenemos algunas cosas que me parece interesante observar, justo ahora que el sistema de estacionamiento medido renovó las tarjetas y el precio también.
A la maldita costumbre que tenemos los sanrafaelinos de querer estacionar en la puerta del lugar donde vamos (no nos ofendamos, pero esa es una costumbre de pueblo) se suman otros aspectos. Uno de ellos es que hay pocas cocheras en los edificios del centro. Por ejemplo, hoteles, centros médicos, bancos y otros, no se hicieron con cocheras, o se alquilan ya con el lugar construido. Eso hace que todos los que trabajen en este tipo de lugares tengan que recurrir a la calle o cocheras privadas.
Pero  hay un detalle que en lo particular me llama la atención. Con el correr de los años hemos ido llenando el centro de espacios reservados que ajustan aún más el escaso espacio disponible.
Hay varios de estos espacios reservados que resultan bastante lógicos, pero hay otros en que uno se pregunta en carácter de qué se le reserva un espacio a ciertos lugares. Y hay casos en que el espacio reservado no hace la excepción de serlo sólo durante el horario de trabajo del lugar. De este modo tenemos, por ejemplo, espacios reservados para carga y descarga de camiones de caudales en bancos durante todo el día, cuando bien sabemos que esos movimientos se hacen en la mañana. Bien podría ser espacio reservado sólo medio día por ejemplo.
Otro temita con el estacionamiento en San Rafael es que se está tornando costumbre estacionar en doble fila. Es que cuando esta falta no recibe la multa correspondiente con la rigurosidad y constancia adecuada, se vuelve normal. Ni hablar de los que estacionan en esquinas, puentes y otros lugares prohibidos. Todo este paquete conforma el cóctel del “loco” mundo del estacionamiento en San Rafael, una selva en donde el cartel debería decir “entrá si podés, salí si te dejan”.
Javier Martín
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios