San Rafael
Domingo 28 de Febrero de 2016

Opinión: Seguridad en el Valle: preguntas y dudas

Una opinión respecto a lo sucedido estos días con el caso de Rodrigo Osorio y preguntas que tienen que ver con la verdadera cuestión de fondo.

Esta semana San Rafael vivió un caso que conmocionó a todos: un joven desapareció en el Valle Grande y su cuerpo apareció flotando en el lago cuatro días después. En el medio hubo muchas preguntas sin respuesta, acusaciones, cruces y situaciones que se vuelven a repetir. Es hora de saber por qué la gente se baña en lugares donde está prohibido, de saber por qué el Estado parece tan ausente en estos sitios tan promocionados turísticamente, por qué faltan seguros en determinadas actividades turísticas, guardavidas, verdadero personal de búsqueda y rescate para estas situaciones, qué es un líder de grupo, qué es un viaje de retiro espiritual, entre otros interrogantes.
¿Será posible que alguien responda alguna vez por qué si está prohibido bañarse siempre hay gente bañándose en ese lago? ¿Por qué hay servicios que facilitan esta posibilidad? ¿Por qué no hay más controles del ente correspondiente para impedir estas situaciones? En una nota de este viernes en Canal 6 el pastor Víctor Doroschuk reconoció que el error de ellos fue no tener un listado con las personas, pero dijo que eso no hubiera salvado a Rodrigo ni a nadie de ahogarse. Las autoridades locales y provinciales tienen que ser quienes tomen el toro por las astas en este tema de la seguridad e irregularidades en Valle Grande y controlen mejor el cumplimiento de las normas. No podemos atraer turistas o sanrafaelinos a un lugar que resulte un peligro. No podemos seguir mirando para otro lado, ya ha habido muchos casos mortales y otros que solamente por fortuna no lo fueron (recordar el catamarán que se dio vuelta con 57 estudiantes de Rosario).
El caso de Rodrigo Osorio destapó rencores, miserias y hasta produjo diferencias entre la familia y el grupo religioso, pero en el fondo, a mi entender, está el verdadero tema central: ¿Quién controla en el Valle Grande y en general en todos los destinos turísticos locales? Ojalá no se trate sólo de un caso más que pasa y que sirva la muerte de Rodrigo para que mejoren este tipo de cosas y no que en breve o el siguiente verano volvamos a hablar de situaciones similares y sigamos sin hacernos cargo de las cuestiones de fondo.
Por Javier Martín
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios