Política
Martes 01 de Septiembre de 2015

Opinión: Si el Norte fuera el Sur

Opinión sobre las diferencia de desarrollo e infraestructura que se percibe cada vez más entre el “Gran Mendoza” y el Sur provincial.

Hay una canción de Arjona titulada “Si el norte fuera el sur”. Si extrapolamos esa frase a Mendoza bien podemos preguntarnos cómo sería si el Norte fuera el Sur y viceversa. Y en un rápido ejercicio que seguramente olvida varios puntos, se puede “jugar” a ese cambio de roles.
Si el Norte fuera el Sur el único medio de transporte público  (y deficiente) serían los micros. Los pasajeros de los distritos alejados de la capital mendocina tendrían pocas frecuencias y ningún lugar adecuado de espera. Potrerillos no tendría rutas en buen estado y el camino se cerraría cada vez que llueva, por ende el Cañón del Atuel estaría asfaltado, con servicios y bien promocionado provincialmente. Si el Norte fuera el Sur no habría una autopista desde Capital hasta Tunuyán y sí lo habría desde allí hacia el resto del Sur. Si el Norte fuera el Sur tendría un Código Procesal diferente y viejo porque “no hay recursos para aplicarlo allí”, por lo que en el Sur habría fiscalías en las comisarías, comisaría de la mujer, juzgados de flagrancia, etc. Si el Sur fuera el Norte seguramente no habría diferencias en las prestaciones de Osep entre una zona y otra, probablemente tampoco habría más de 500 kilómetros de rutas en mal estado.
Si el Norte fuera el Sur tal vez el paso Libertadores sólo fuera un sueño y la mayoría del movimiento se daría por el Paso Las Leñas y el Pehuenche. Seguro que también la doble vía entre San Rafael y Alvear que prometió el saliente gobierno de Francisco Pérez habría tenido ya avances significativos, o tal vez no ya que parece no haber recursos para cosas básicas.
Los ejemplos pueden seguir, hay más, pero no tiene sentido (ahora) enumerar una por una las diferencias. No es una opinión “separatista” pero creo que hay que marcar las diferencias, que en los últimos años (y por ende esto no incumbe sólo a un gobierno) parecen potenciarse. La ausencia de un desarrollo federal y equitativo es una realidad y, ojo, también sucede en los departamentos con sus distritos, no por nada ha tomado impulso la autonomía municipal que pretenden varios distritos de la provincia.
Javier Martín
martin.javier@diariouno.com.ar

Comentarios