Policiales
Jueves 17 de Noviembre de 2011

Ordenaron la detención de un médico que no se presentó a un debate.

Se trata del Dr. José Castro, quien estaba citado para un debate que debía realizarse esta mañana en la Segunda Cámara del Crimen. Ante la rebeldía del imputado, el tribunal ordenó su comparencia con el auxilio de la fuerza pública. El médico es defendido por Pablo Cazabán y Sergio Altamiranda, mientras que la querella es promovida por Adriel y José Andrés. Detalles del caso en la nota.

Aroldo Gorri, Jorge Yapur y Raúl Rodríguez son los integrantes de la segunda Cámara del Crimen de la segunda circunscripción que ordenaron el arresto del Dr. José Castro quien está acusado de homicidio culposo por la muerte de Emilio Cesaretti en un juicio por mala praxis que se sustancia en ese tribunal, en lo que constituye un hecho casi sin precedentes en San Rafael.

El médico estaba citado para el jueves 16 de noviembre a las 9 de la mañana y ante lo que constituye la rebeldía del citado, el tribunal decidió hacerlo comparecer con el auxilio de la fuerza pública. Las razones de la inasistencia no están del todo claras y todavía subsiste la posibilidad de que Castro, cuya defensa ejercen Pablo Cazabán y Sergio Altamiranda, se presente y explique las razones por las que no respondió al requerimiento judicial y se revoque su condición de rebeldía.

El caso tiene particularidades suficientemente singulares, como es el hecho de que desde la fecha en que el hecho se verificó, ha transcurrido un lapso mayor que el máximo de la pena que prescribe el Código Penal, por lo cual ha sido violada la garantía del “razonable plazo procesal” y esto convierte en extemporáneo el pedido de suspensión del juicio de prueba, o Probation, que realizó la defensa. Sin embargo, el tribunal aun puede decretar la suspensión del juicio, pero para ellos es esencial la presencia del imputado para que pueda constituirse el debate.

La historia remite al año 2005, oportunidad en la que Emilio Cesaretti se internó en la Policlínica Privada de San Rafael para ser intervenido quirúrgicamente de una hernia inguinal, operación que fue realizada por José Castro y de cuyas complicaciones, entre ellas una hemorragia interna según acusan los abogados de Cesaretti, derivó el fallecimiento de Cesaretti.

De acuerdo a un escrito que remitió la querella a Diario UNO, que es solventada por los abogados Adriel y José Andrés, la gravedad del caso está dada por el hecho de que en esta causa probablemente por primera vez en la historia jurisprudencial del sur de Mendoza, dada la desconfianza despertada por los peritos oficiales, se obtuvo del instructor que solicitara un peritaje al Cuerpo de Peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Su dictamen fue concluyente, en cuanto la inexistencia de las excusas formuladas por el imputado; a la vez, coloca al Tribunal en la obligación de analizar la conducta de peritos y testigos, a fin de someterlos a investigación penal por los ilícitos actuados por cada uno de ellos.

Entre los profesionales del Cuerpo de Peritos de la Suprema Corte, está citado a declarar en el debate el Dr. José Ángel Patitó, Profesor Regular Titular de Medicina Legal y Deontología Médica de la Facultad de Medicina de la U.B.A., quien es reconocido como una eminencia a nivel internacional en la materia.

Comentarios