Deportes
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Osvaldo comparó a los Schelotto con un personaje de Los Simpsons

El ex futbolista destrozó a los Mellizos y aseguró que se los confundía "porque los dos vivían con cara de culo".

El exdelantero Daniel Osvaldo, retirado del fútbol y dedicado a la música, criticó fuertemente a Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, a quienes acusó de vivir "con cara de culo".

El líder de la banda "Barrio Viejo" sostuvo que "además de vivir con cara de culo, los mellizos son iguales: si a uno le duele la rodilla, al otro también".

"Son como Ned Flanders: un día se les cruza un cable y matan a todos. Tuve buenos técnicos en mi carrera y no hacía falta que vendan humo gritando a cámara 'No tiren centros de mierda'", manifestó.


ned.jpg

Osvaldo reveló -en declaraciones formuladas al canal Magazine- haber "terminado muy mal con Guillermo y Gustavo" y dijo que se los confundía "porque los dos vivían con cara de orto".

El exdelantero sostuvo que "en Argentina cualquier pelotudo inventa un rumor y todo el mundo lo cree" y, consultado sobre un lugar donde fumaría un cigarrillo, afirmó: "Un vestuario no, porque te descubre el técnico".

Osvaldo decidió retirarse en junio de este año y dedicarse a la música luego que Boca haya decidido rescindir su contrato por decisión de Barros Schelotto, quien se cansó de sus actos de indisciplina y lo encontró fumándose un cigarrillo en el vestuario después de un partido.

El exfutbolista debutó en la Primera División de Huracán en 2005 cuando el club estaba en la B Nacional.

Al año siguiente, fue vendido al Atalanta y luego militó en otros tres clubes italianos: Lecce, Fiorentina y Bologna.

En la temporada 2009/2010, fue comprado por el Espanyol de Barcelona, donde tuvo una destacada actuación, que lo llevó a ser adquirido por la Roma.

Después de dos buenas temporadas en el equipo de la capital italiana, fue comprado por el Southampton, aunque nunca se afianzó allí y fue cedido a préstamo a la Juventus y el Inter.

Luego de rescindir contrato con la institución inglesa, quedó con el pase en su poder y, pese a tener chances de seguir en Europa, decidió jugar en Boca porque era fanático del equipo dirigido en ese entonces por Rodolfo Arruabarrena.

Después de haber comenzado de buena forma el semestre, las lesiones conspiraron para que tenga mayor continuidad, aunque cuando estuvo dentro del campo de juego marcó diferencia.

Osvaldo decidió irse a préstamo al Porto, pero a los seis meses volvió a Boca, por decisión propia y con el aval del "Vasco".

Sin embargo, con el cambio de entrenador y por una conducta inapropiada dentro del vestuario, Guillermo tomó la decisión que no siga en el club.

Comentarios