Economía
Domingo 13 de Diciembre de 2015

Otro clásico mendocino: el excedente de vino genera preocupación

Desde la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas sostienen que se necesita eliminar unos 20 millones de litros. Esta sobreoferta provoca que los precios caigan fuertemente y afecten  mucho a los pequeños productores.

Por Adrián Giunta
giunta.adrian@diariouno.net.ar
Eliminar los casi  200 millones de litros que hay de excedente en el mercado vitivinícola será uno de los desafíos más urgentes que, quizás, tendrá el flamante gobierno de Mendoza de Alfredo Cornejo para devolverle dinamismo al sector. Al menos  esto es lo que sostienen en la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi).
En un encuentro con  periodistas y referentes del sector que se realizó  en un hotel céntrico para despedir el año, Carlos Iannizzotto, gerente de la entidad, resaltó que la asunción de nuevas autoridades a nivel nacional y provincial contribuirá a salir de la crisis.
“Estamos muy esperanzados en que esta situación se revierta lo antes posible porque esta crisis ha sido muy larga y muy dura. Esperamos con muy buenas expectativas la aplicación de políticas sin trabas ni obstáculos que  alienten la rentabilidad pero que, sobre todo, estén apoyadas en las organizaciones”, dijo Iannizzotto. 
El problema que genera el exceso en la oferta de vino no es nuevo: en este escenario los precios disminuyen afectando, fundamentalmente, a los productores primarios. Para avanzar en varios ítems los referentes de Acovi ya se reunieron con el ministro de Agricultura de la Nación, Ricardo Buryaile, y con Enrique Vaquié, ministro de Economía, Infraestructura y Energía de Cornejo.
Se habló de la eliminación de los ROE, de la necesidad de aplicar a los balances contables un ajuste por inflación y de reducir las demoras en la devolución del IVA, entre otros temas.
“En los dos casos notamos receptividad a nuestras inquietudes”, se entusiasmó Iannizzotto. 
Más allá de la resolución de estos problemas, también hay otros frentes que se deberán atender de cara al futuro: preocupa la disminución del crédito para cosecha, se pretenden mejoras en la implementación de la lucha antigranizo  y se pide por la actualización del acuerdo entre Mendoza y San Juan para adaptarlo a la nueva coyuntura de la vitivinicultura.
El pronóstico de cosecha también es un tema que requerirá de una sintonía fina: es que en los últimos años han existido grandes diferencias entre lo pronosticado y lo efectivamente cosechado. 
Eduardo Sancho, presidente de Acovi, está convencido de que la solución a muchas de las dificultades que enfrenta la vitivinicultura estará dada en la articulación entre el sector público y el privado. “Si se logran las herramientas necesarias y se cuida el mercado, habrá una recuperación. Somos un sector que ya ha demostrado que si nos dan la posibilidad y las condiciones necesarias podemos crecer”, dijo Sancho.
El dirigente también llamó a la unidad: “Estamos capacitados para aportar a la superación de la crisis. Los productores se han acercado más al sistema cooperativo y muchos han comprendido que la solución está en la integración”. 
►Más financiación. En el sector vitivinícola creen que las economías regionales necesitan que se les otorguen más préstamos. En la actualidad sólo representan el 2,5% del total. 
►Compensación. En Acovi  advierten de que las economías alejadas de los puertos están pagando costos muy elevados en fletes. Por eso solicitan un sistema de subsidios o exenciones impositivas para bajar costos. 
Títulos para bajar el stock
El diputado nacional Luis Borsani (UCR) presentó un proyecto de ley que propone comprar los excedentes vínicos con títulos públicos, transferibles y que cotizarán en el mercado.
“El proyecto intenta corregir los desequilibrios que presenta actualmente la cadena de valor vitivinícola argentina, que surgieron como consecuencia de la incorrecta implementación de políticas inherentes al sector, como también de condiciones macroeconómicas desfavorables que influyeron negativamente sobre el potencial exportador que tenía, y aún tiene, la vitivinicultura argentina”, explicó el ex titular del INV.
Los tenedores de los títulos podrán destinarlos a cancelación de deudas con el Estado como Impuesto a las Ganancias, IVA e Impuesto a los Bienes Personales. Además, podrán negociarlos en el mercado o cancelar deudas con el Banco Nación.   
 

Comentarios