San Rafael
Domingo 20 de Diciembre de 2015

Otros españoles que también desarrollaron la vitivinicultura local

Emprendedores En esta nota la historia de tres inmigrantes ibéricos que plantaron viñas y fundaron bodegas que ayudaron al auge de este importante sector de la economía sureña.

Joaquín Avecilla Rosas era hijo de españoles y por parte de su madre estaba emparentado con la familia de Atencio Rosas, quien fue jefe del Registro Civil en Rama Caída y padre de varias niñas que al crecer fueron inolvidables maestras sanrafaelinas.
Se estableció en ese distrito, donde primero compró unas tierras donde plantó viñedos y posteriormente construyó una bodega pequeña en la actual calle que lleva su nombre como homenaje. De esa bodega, cuyo nombre era Santa Mariana, lamentablemente  no quedan restos.
Don Joaquín Avecilla Rosas fue miembro de la Dirección de Industrias y participó en los controles químicos que se le hacían a los vinos.
Falleció en San Rafael el 3 de abril de 1940 y sus restos descansan en el cementerio local.
Bodega de Leando Barón
Don Leandro Barón era de origen español, vino a la Argentina y cuando pudo compró tierras y plantó algunos viñedos. Pasado un tiempo formó la Sociedad Anónima Bodegas y Viñedos “La Nora”, bodega que había pertenecido a Esteban Barbier, la que compró junto con 1200 hectáreas bajo riego, de las cuales 300 eran de viñedos en plena producción y 100 hectáreas de frutales.
Registró las marcas “Bataclán y Barón”. Poseía escritorios en Buenos Aires en Pasaje Barolo de Avenida de Mayo 1370.
Años después don Barón la vendió a  Destilerías, Bodegas y Viñedos El Globo SA Limitada, quienes tenían la destilería ubicada en la actual Calle Juan XXIII.
Posteriormente fue alquilada por Daniel Bustelo en sociedad con Domingo Tomba. Es una bodega muy antigua tiene más de 100 años.
Después el Banco de la Nación la remató y la compró una empresa en la que está Zulemita Menem.
Estuvo abandonada mucho tiempo, pero en estos momentos la han restaurado.
Bodega de Francisco Cia
Francisco Cia nació en España en 1858 y alrededor de 1888 viajó a la Argentina junto con su esposa Emiliana Martínez, nacida en 1867. Se instalaron en la Villa de San Rafael (hoy 25 de Mayo) y para el censo de 1895 tenían ya cuatro hijos: Modesto, Enrique, Albina y Emilia. Después llegaron más niños a la familia.
Emilia se casó con Ricardo Loasses, el único hijo varón de Federico y padre de la docente Hebe Loasses, recientemente fallecida. En la foto se ve a doña Emiliana sentada en la galería de su casa con algunos de sus hijos y don Loasses.
En la Villa abrieron un almacén que llegó a tener mucha importancia y años después de la llegada de su hermana Bruna Cia y su cuñado Pio Ara, al igual que ellos, compró tierras y plantó viñedos, terminando por construir una bodega en la Villa.
Sus hijos se emparentaron con varias familias de las pioneras, extendiéndose por todos los distritos los Loasses, Ara, Araya y otras.
María Elena Izuel
Especial para UNO SR
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios