La provincia
Viernes 23 de Diciembre de 2011

Paco Pérez aumentó los subsidios a los dueños de los micros para que no aumenten el boleto

Este año los subsidios al transporte fueron de $250 millones y eso se incrementará entre $100 y $150 millones. La inyección de dinero en las arcas de los empresarios frenará un aumento de la tarifa para viajar en micro, al menos hasta la mitadl del 2012.

Marcelo Arce
marce@diariouno.net.ar


Francisco Pérez ya tomó la decisión política de no aumentar el precio del boleto de micros en el corto plazo, pero a la vez debió incrementar de manera considerable el aporte del Estado para que el sistema de transporte no se derrumbe en 2012 en la provincia.

Según confirmó ayer el ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso, el Gobierno decidió subir para el año próximo entre $100 millones y $150 millones el aporte provincial para el Fondo de Contingencias del transporte público, que en 2011 rondó los $250 millones.

El funcionario de esta manera anticipó que los subsidios al sistema “rondarán los $400 millones aproximadamente” y destacó que $30 millones de ese total irán a parar al sostenimiento del futuro Metrotranvía.

Todos estos números están siendo definidos en el proyecto de Presupuesto 2012 que el Gobierno ya tiene casi cerrado y que iba a ser remitido a la Legislatura el próximo martes.

Pero todo quedó en suspenso por la decisión de los legisladores adoptada ayer de pasar el tratamiento de las leyes de Avalúo y de Impositiva para enero.

Los costos son una parte fundamental de la crisis del sistema actual.

En la actualidad, el 75 por ciento del transporte público de pasajeros está subsidiado por aportes provinciales y nacionales y la recaudación sólo alcanza para cubrir el 25%.

La semana próxima será clave para saber si aumentará, a partir del segundo trimestre de 2012, la tarifa y a cuánto.

En Buenos Aires se realizará una reunión en donde Mendoza se enterará si habrá quitas de subsidios nacionales a las provincias y si se hará efectiva o no la amenaza del Gobierno nacional de que los subsidios se mantendrán pero los gobernadores no podrán aumentar el precio de sus respectivos boletos.

La expectativa es que la Nación no recorte subsidios y así lo esperaba ayer el secretario de Transporte, Diego Martínez Palau, quien tenía agendada una reunión con su par nacional, Juan Pablo Schiavi, pero que quedó postergada para los próximos días.

Pérez anunció una suba a los pocos días de ganar las elecciones (la fijó incluso en $1,80 a pesar de que los estudios técnicos le indicaban que el boleto debía irse a $2 el mínimo) pero ante esta advertencia que llegó desde Buenos Aires frenó todo.

El plan a mediano plazo
En el mediano plazo, para mejorar en lo que se pueda el sistema de transporte, Pérez apunta a la modificación de varios aspectos claves del contrato de concesión que actualmente rige la relación entre el Gobierno y las empresas.

En primer lugar, la Secretaría de Transporte ya está hablando de que sólo una vez por año los dueños de micro estén en condiciones de reclamar una revisión del pago por kilómetro recorrido, verdadero corazón del funcionamiento del sistema.

Hoy el consorcio AUTAM está en condiciones de exigir al menos dos revisiones anuales.

También se está buscando la manera de hacer efectivos los controles de la cantidad de pasajeros transportados.

También está en carpeta un cambio en la forma de pago del pasaje, con la eliminación de la Red Bus para remplazarlo por el SUBE que se aplica en Buenos Aires, impulsada por el Gobierno nacional. Para esto también se deberán modificar los contratos.
 

Comentarios