Política
Miércoles 16 de Noviembre de 2011

Paco Pérez quedó como árbitro en la guerra interna entre bloques legislativos del Justicialismo

La pelea se desató cuando desde la vereda opuesta acusaron al sector Azul de colaborar para que los radicales lograran una banca cuestionada en el Senado y otras de concejales. Los perjudicados fueron el PJ de Las Heras y el de Guaymallén.

Por Javier Polvani

La pelea interna del peronismo por los cargos de la Legislatura complicó los planes de transición de Francisco Paco Pérez, quien tendrá que terminar terciando entre los bandos en pugna para evitar un estallido interno de los bloques legislativos antes de que Celso Jaque le pase el mando de la Provincia. El gobernador electo dio señales de pretender conservar las autoridades de ambas cámaras como están, al igual que la cabeza del bloque de Diputados, mientras que no había definición del Ejecutivo que viene sobre la conducción de la bancada de la Cámara Alta.

La idea de Pérez y el vice electo Carlos Ciurca era que la transición en la Casa de las Leyes fuera un trámite tranquilo para el oficialismo, más después de cuatro años ininterrumpidos de manejar ambas cámaras. En Diputados preside Jorge Tanús, referente legislativo del intendente de San Martín, Jorge Giménez, alineado con los azules del asesor presidencial Juan Carlos Mazzón. Y en el Senado, la Presidencia Provisional está en manos de Miriam Gallardo, también azul pero referenciada con el senador nacional Adolfo Bermejo.

De ninguno de los dos lados del tablero peronista dicen toda la verdad sobre el trasfondo de la pelea que trascendió a los medios en los últimos días. Dos dirigentes del PJ conocedores de la rosca legislativa que se mantienen al margen de la pelea analizaron ante diariouno.com.ar que la guerra no se desató sólo por la conducción de las Cámaras o los bloques oficialistas, sino que de fondo está en juego el manejo de cientos de cargos y contratos, además de las posiciones estratégicas dentro de la estructura de la Legislatura.

No habrá tregua en la pelea interna del peronismo por los cargos legislativos, por más que el jueves la Junta Electora revierta la sentencia que motivó una reacción furiosa de los intendentes Rubén Miranda, de Las Heras, y Alejandro Abraham, de Guaymallén, y sus aliados contra los azules. La pelea se desató cuando desde la vereda opuesta en la interna partidaria acusaron a los azules de ser parte de un acuerdo que permitió que la Junta Electoral fallara a favor de los intereses de los radicales en la disputa de una banca para el Senado y otras de concejales en distintos departamentos, perjudicando al PJ de Las Heras, gobernado por el actual presidente del PJ, y a Guaymallén, bajo el mando del próximo titular del justicialismo.

Este miércoles se supo que el titular de la Junta Electoral, Alejandro Pérez Hualde, presidente de la Suprema Corte, estará presente en la reunión del jueves para definir si se confirma o se revoca la resolución de primera instancia. El martes le habían notificado a Tanús que Pérez Hualde se ausentaría, pero al día siguiente hubo un cambio en la información.

Así, la Junta Electoral sesionaría con todos los integrantes, los siete jueces de la Suprema Corte más los presidentes de las dos Cámaras Legislativas. Esta integración del órgano aparece más favorable al PJ que la nómina de miembros que votó en primera instancia, cuando faltaron dos jueces y el presidente de Diputados, mientras que por el Senado estuvo el radical Juan Carlos Jaliff, vicepresidente del cuerpo, porque Gallardo era apoderada de la lista del oficialismo.

El miércoles que viene se elijen las autoridades de las Cámaras de Senadores y Diputados, en conjunto con la asunción de los legisladores electos el 23 de octubre. “Nosotros estábamos de brazos cruzados hasta que nos demostraron que quieren todo para ellos, a esta altura la resolución de la Junta es una anécdota, vamos a discutir todos los espacios”, amenazó el diputado Fabián Miranda, hermano y operador del intendente lasherino, tras abrirse la posibilidad para una revisión del fallo del órgano electoral que dejó al PJ con una banca menos en los Concejos Deliberantes de Las Heras y Guaymallén.

Miranda aclaró que no pondrán condiciones al gobernador electo pero que antes de que éste tome la decisión final quieren tener discutido cada cargo de la Legislatura con los rivales azules. “Acá (por la Casa de las Leyes) no vamos a regalar nada, nos sentimos maltratados”, advirtió el diputado, pero a renglón seguido aclaró la disputa de cargos que platea se circunscribe a la Legislatura, “no vamos a pedir ningún lugar en el gabinete provincial como prenda de cambio”, deslizó el lasherino.

“Yo no voy a discutir ningún espacio, voy a esperar a ver qué quiere el gobernador electo”, replicó Tanús al peronista de Las Heras que pretende desbancarlo del cetro de Diputados. El jefe de la Cámara le expuso a Miranda que “Pérez tiene que definir porque el presidente de Diputados está en la línea de sucesión del gobernador”, con lo que estuvo lejos de conformar al lasherino.

Comentarios