Política
Lunes 19 de Diciembre de 2011

Paco Pérez y los legisladores de la oposición consensuaron defender a Mendoza sin irritar a Cristina

El gobernador y la mayoría de los representantes mendocinos en el Congreso iniciaron un proceso de diálogo a agenda abierta que se prolongará en el tiempo con reuniones periódicas. Audio. ►"Estoy convencido de que están alineados los planetas para que hagamos una buena gestión" ► Paco quiere desempolvar un proyecto de Néstor para agilizar los trámites de Migraciones con Chile

Por Javier Polvani

Paco Pérez dejó contentos a los legisladores nacionales de la oposición y entre todos coincidieron en que el desafío es superar el cortocircuito que existió durante la gestión de Celso Jaque. El gobernador y la mayoría de los representantes mendocinos en el Congreso iniciaron un proceso de diálogo a agenda abierta que se prolongará en el tiempo con reuniones periódicas, según el compromiso asumido este lunes en la mañana en la Casa de Gobierno.

 

La llamativa sorpresa de los diputados y senadores nacionales no alineados con el kirchnerismo al salir de la reunión fue la nota distintiva del encuentro que sirvió como primera aproximación a la confección de una agenda de temas comunes que puedan unir a los legisladores más allá de los partidos a los que representan.

 

Con franqueza desde ambas partes se dijeron que no se van a inmolar por el otro, esto es que ni los peronistas van a contrariar al Gobierno nacional ni los opositores se van a convertir en cristinistas. Ese es el límite práctico en términos políticos de la agenda común del Ejecutivo local con el bloque de legisladores nacionales.

 

El gobernador fue explícito en ese punto: “Nosotros en el único frente que estamos es en el Frente para la Victoria”, contestó cuando le consultaron si se pensaba conformar un frente con los diputados y senadores nacionales por Mendoza. Para el consenso va a ser determinante que nada de lo que se trate entre los legisladores y el Ejecutivo local irrite a la Presidenta.

 

Al término del primer cónclave, todos se quedaron contentos y expectantes del futuro. Para el gobernador fue tan bueno que una vez finalizado lanzó una frase sorprendente en boca de un “estadista, como el mismo se define. “Estoy convencido de que están alineados los planetas para que hagamos una buena gestión”, dijo y recordó con satisfacción en rostro que “recién llevo una semanita como gobernador”.

 

“Fue muy importante esta convocatoria, no queremos otros cuatro años como los de Jaque. Este gobierno quiere inaugurar una etapa distinta y nosotros abrimos una sana y razonable expectativa”, espetó el senador nacional del radicalismo Ernesto Sanz, quien frente a la prensa se formó junto a los diputados de su partido Mariana Juri, Jorge Albarracín y Enrique Vaquié para dar las impresiones del encuentro.

 

El diputado demócrata Omar De Marchi se sumó al coro de la esperanza: “Vemos que el gobierno tiene ganas de ponerse al frente de los temas que necesita la provincia. Nosotros no le pedimos que se pelee con la Nación, eso no le sirve a nadie, le pedimos que dentro del margen defienda los intereses de Mendoza”. El otro diputado ganso, Roberto Pradines, se distanció físicamente de De Marchi para hacer declaraciones pero coincidió con los presentes en que “fue auspicioso” el encuentro.

 

Por su parte, Enrique Thomas, del PJ disidente, recalcó que notó “un cambio grande respecto a la relación con Jaque” con los representantes mendocinos en el Congreso. De los legisladores oficialistas el único que salió a hablar fue el diputado Guillermo Carmona, quien estuvo al lado de Paco Pérez, el vice Carlos Ciurca y el ministro de Gobierno Félix González en una conferencia de prensa.

 

Ciurca dejó en claro cuál es el límite del gobierno local para el consenso. “Nosotros somos oficialismo, somos parte del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, nunca vamos a estar con proyectos que vayan en contra del modelo”, afirmó.

 

Promoción Industrial
Si bien las expectativas periodísticas estaban centradas en lo que pudieran decirse sobre la situación de Mendoza frente a la promoción industrial de San Juan, San Luis, La Rioja y Catamarca, el tema ocupó “el cinco por ciento de la reunión solamente”, describió Sanz. Al respecto acordaron trabajar en una alternativa superadora que implique una ley nacional de promoción industrial que comprenda a los 24 estados provinciales.

 

En ese sentido el gobernador dijo que el ministro de Agroindustria, José Luis Álvarez, estudiará una iniciativa del radicalismo que ya cuenta dictamen de seis comisiones del Senado de la Nación. De todos modos, Pérez insistió con que la discusión de la prórroga de la promoción para las provincias beneficiadas “es un tema del pasado”, dando por sentado que no se aplicará el decreto 699 que fijó la extensión.

 

Otros temas
El gobernador les pidió a los legisladores nacionales que hagan lobby por la libre circulación de personas entre Argentina y Chile. En 2003 los entonces presidentes Néstor Kirchner y Ricardo Lagos firmaron un compromiso binacional para agilizar el paso de argentinos y chilenos por los pasos fronterizos entre ambos países, especialmente el de Libertadores. Aunque se ponga empeño en el Congreso, durante la temporada turística que está encima no habrá cambios y las vacaciones trasandinas implicarán largas esperas en la aduana.

 

También Pérez pidió respaldo de los legisladores nacionales para que Mendoza sea sede de una reunión del Parlamento del Mercosur. En 2010 se hizo en San Juan una cumbre de mandatarios del bloque regional y ahora Pérez quiere un evento de política internacional en Mendoza, aunque la reunión del Parlamento tenga menos peso específico que la de los mandatarios.

 

La agenda común también tendrá las grandes obras que proyecta Mendoza como los pasos cordilleranos y los diques Portezuelo del Viento y Los Blancos.

Comentarios