Más noticias
Domingo 30 de Octubre de 2011

Paco según su familia

Gema Gallardo
ggallardo@diariouno.net.ar

Marta, María Cristina y Gerardo pueden ser nombres comunes para muchos, pero para Francisco Pérez, gobernador electo el pasado domingo, además son familiares. Esos tres nombres formaron parte de los agradecimientos que el justicialista dio en el búnker que se montó en un hotel céntrico.

Y es que Marta Pérez, María Cristina Palmieri y Gerardo Sánchez están íntimamente ligados a Paco Pérez. Marta es su hermana mayor y quien prácticamente lo crió luego de que la mamá de ambos falleciera. María Cristina es su tía materna y quien le enseñaba francés todos los domingos cuando era adolescente. Y, por último, Gerardo es uno de sus cuñados más cercanos.

Los tres disfrutaron de un café con Diario UNO y contaron anécdotas de Paquito de su infancia y adolescencia. El primero en llegar a la cita fue su cuñado, ya que su hermana había acompañado a la tía a la peluquería. “Quiero lucir bien en las fotos”, dijo doña María Cristina.

El encuentro, más que una entrevista a los familiares del flamante gobernador, parecía una reunión familiar. Con naturalidad, los tres contaban historias familiares y hasta algún que otro detalle más íntimo que luego pidieron que no figurara en la nota.

Así, supimos que tanto Marta como su hermana, Isabel (quien prefirió mantener el perfil bajo y no asistió a la entrevista), esperan que el nuevo cargo político de Paco no les cambie la vida, ya que al parecer muchos se les acercan a pedirles “favores”. “Nosotras no pertenecemos a ningún partido ni queremos interferir con las tareas de él. La gente que me conoce desde hace 10 años no sabía que yo tenía un hermano ministro... Quisiéramos que nuestras vidas sigan siendo las mismas que hasta ahora. Yo trabajo en la actividad privada y voy a mi negocio caminando y espero que eso no cambie”, añora Marta, quien se emociona al recordar a su fallecida madre y al contar cómo tuvo que cubrir ese rol con su hermano menor.

“Cuando Paco nació, yo tenía 11 años y para mí era un muñeco. Me gustaba cambiarle los pañales. Nosotras jugábamos con él dándole la mamadera. Cuando nos vinimos de Jujuy a San Martín, Francisco tenía seis o siete meses y salíamos a andar en bicicleta por la calle Las Heras con él en el cochecito”, recuerda Marta y cuenta que un día, sin querer, Francisco se le cayó de la cama mientras lo higienizaba. Además, asegura que su hermano desde muy pequeño tuvo carácter fuerte y ya a los cuatro años no le gusta que su madre lo retara.


Francisco, el buchón
“En mi viaje de promoción, que fue a Mar del Plata, me enchufaron a mi abuela paterna, a mi hermana y a mi hermano. Los viajes de antes no eran como los de ahora. Mis compañeros de la secundaria lo recuerdan a Paco hinchándonos y botoneándome con mi papá cuando volvimos porque yo fumaba”, comenta la mujer.

Y párrafo seguido agrega: “Celina (esposa de Pérez) se enteró de esto en una cena de empresarios de la construcción, cuando uno de ellos, que fue compañero mío, se lo recordó a mi hermano. Él no se acuerda porque tenía seis años, pero andaba metido en todos los grupos. Mi cuñada no podía creerlo”.


Nunca fue bueno para hablar
Luego del simpático recuerdo del viaje de egresados, la hermana y la tía comentan que Pérez siempre fue buen alumno, pero que tuvo que esforzarse mucho en lenguas extranjeras. “Yo le reforzaba su aprendizaje en francés. Tenía un sentido de responsabilidad muy grande. Siempre le decía a Paquito que él era quien tenía que hacer los esfuerzos por sí mismo. A mi casa iba los domingos y los sábados estudiaba inglés”, recuerda su tía y dice que un hecho que lo traumó fue el fallecimiento de su abuela materna.

“Mi mamá estaba haciendo papas fritas un día que Paquito estaba estudiando en mi casa y luego de que su papá se lo llevó, ella falleció. Cuando llegó a su casa se enteró de la noticia. Eso le afectó mucho porque no podía creer que unos minutos antes se había despedido de ella y estaba bien”, cuenta doña Cristina, quien justamente hoy cumple 67 años.

Y seguramente, su sobrino predilecto le traerá algún regalo cordobés. Ya que Paco Pérez se tomó una semana de descanso con su familia en aquella provincia del centro del país y según comentaron algunos de sus colaboradores, el gobernador electo ya les informó que por dos años no habrá vacaciones para nadie en su equipo.

El gobernador y su padre radical yrigoyenista

Francisco Pérez no fue el primer político de su familia, al parecer la pasión por la política la heredó de su padre, quien fue intendente y diputado de Jujuy.

Paco y sus hermanas nacieron en aquella provincia del norte argentino. Allí, su padre ejercía la odontología y también la función pública. “Mi papá era radical yrigoyenista, fue intendente y diputado de San Pedro de Jujuy. Era un gran admirador de Frondizi”, cuenta Marta, la hermana del electo gobernador por el Frente para la Victoria, quien recuerda que una vez que se instalaron en San Martín, por ese motivo lo fueron a buscar para que militara en el Frente Justicialista de Liberación, pero él prefirió continuar con sus pacientes.

“Cuando mi hermano nos dijo que quería incursionar en la política lo tapábamos, con mi hermana Isabel, para que mi papá no se enterara. Es que estaba muy enfermo y nuestro padre siempre nos dijo que primero había que estudiar y luego dedicarse a cualquier otra cosa”, detalla Marta Pérez, quien asegura que fueron criados con respeto hacia cualquier creencia religiosa y política.

“Paco lo acompañó en toda la campaña a (José Octavio) Bordón cuando fue elegido gobernador. Camino la provincia para esa época. Y fue visitado por gente de otros partidos políticos que lo querían en sus filas. Manolo Liberal le dejó la mesa de mi casa llena de folletería de su partido”, detalla su hermana.

Mientras que su tía María Cristina Palmieri agrega que también tuvo propuestas para ser parte de las filas radicales: “Mi marido, Carlos Alcorta, que era radical, también le propuso afiliarse pero él encontró su camino en el Partido Justicialista”, cuenta la mujer y confiesa: “A pesar de que soy afiliada radical, voté a los justicialistas. Es la primera vez que no voto a los radicales. La verdad que no me gustó la campaña de Roberto Iglesias”, dijo Palmieri.
 
Un cuñado divertido
Gerardo Sánchez es uno de los tres hermanos de Celina, la esposa de Paco Pérez. En diálogo con UNO recuerda que cuando su hermana se lo presentó fue hace diez años en su fiesta y que la impresión que le quedó fue la de un hombre muy divertido.

“La primera vez que lo vi fue en mi cumpleaños. Allí me lo presentó como su novio y como fue en un momento festivo me pareció todo un personaje”, comenta Gerardo, quien dice que le gusta la política pero que no participa en ningún partido.

El cuñado del hombre de las filas del Frente para la Victoria detalla que siempre estuvo seguro que Paco iba a ganar las elecciones. Cree que se lo tiene merecido por toda la actividad que desarrolló durante todos sus años de militancia y de ejercicio en funciones públicas. Además, confía en que será uno de los mejores gobernadores que esta provincia llegue a tener porque es una persona apasionada y trabajadora.

 


 

Comentarios