Política
Jueves 15 de Diciembre de 2011

Paco y Cornejo prometieron trabajo para las familias y regresó la calma al basural

Siguiendo con la línea de trabajo conjunto, el intendente radical y el gobernador fueron hasta El Pozo, en Godoy Cruz, donde confirmaron que reconvertirían el predio. La noticia provocó nerviosismo en las 240 familias que viven de los desperdicios. Volvió la tranquilidad luego de que Pérez prometiera conseguirles otro trabajo. Las familias de El Pozo le anticiparon al gobernador Paco Pérez su negativa a dejar de vivir de la basura  

Finalmente se llevó a cabo este jueves la peculiar reunión de gabinete conjunta del flamante gobernador Francisco Paco Pérez con el intendente de Godoy Cruz Alfredo Cornejo y su gente en el basural El Pozo, al oeste de ese departamento, y se ocuparon de llevar tranquilidad a las cerca de 240 familias que viven a diario de los desperdicios, ante el anuncio del inminente cierre de ese vertedero a cielo abierto.

Los mandatarios arribaron al Campo Pappa a las 11 y algunos vecinos ya los estaban esperando. Es que se había generado mucho nerviosismo debido a la incertidumbre que provocó la confirmación de que el tradicional basural será concesionado a una firma privada, y el predio será reconvertido en un parque, amenazando seriamente sus puestos de trabajo.

Luego de visitar un jardín infantil, Paco se dirigió a El Pozo donde escuchó los reclamos de los que diariamente viven de la basura, y desean continuar haciéndolo. Los trabajadores exigían que se conservaran sus puestos de trabajo, a pesar de la construcción de una planta privada de reciclaje por parte de la firma Ambiental Cuyo (una compañía de capitales porteños vinculados a la empresa Ceamse), y que estará lista después de julio del año que viene.

El jefe del Ejecutivo se esmeró en despejar las dudas de los recicladores al prometerles 80 empleos en la nueva planta. Con el resto se comprometió a ubicarlos en programas laborales afines dependientes de la Nación, la provincia y, con el asentimiento de Cornejo, del municipio.

Con lo que se recolecta en el basural, una persona puede ganar hasta 150 pesos por día, convirtiéndose esta insalubre actividad en un verdadero sustento para decenas de familias.

Antes de retirarse, Pérez afirmó que la idea es realizar un parque y enclavarlo en donde hasta hoy existe sólo nylon, plásticos y desechos en descomposición. El tiempo dirá si finalmente el proyecto conjunto del gobernador y del intendente calmará las expectativas urgentes de los que pretenden tener una mejor calidad de vida.

Comentarios