En debate esp
Lunes 24 de Octubre de 2011

“Paco” y la chancleta mendocina

La elección de ayer terminó de consolidar un esquema nacional que ha enterrado al federalismo. Si ya hace muchos años que la Nación marca el ritmo de las provincias, nunca había sucedido que una situación nacional determinara tanto lo sucedido en Mendoza. Aunque, es cierto, los mendocinos siempre votaron en lo local por los oficialismos nacionales. Pero nunca antes fueron tan efusivos.

El triunfo aplastante de Cristina Fernández de Kirchner se extendió por todo el país y también “arrastró” en nuestra provincia. Las elecciones unificadas dejaron poco espacio para los matices y los mendocinos dijeron que si Paco Pérez era el elegido de la Presidenta que la mayoría quería, había que ir con él. Y además el PJ local hizo una campaña como para ganar, sin mayores aristas para la polémica, pero consecuente y firme.

El futuro dirá si ésta es una buena manera de diseñar la vida institucional, y se sabrá por los resultados. El presente indica un triunfo aplastante del Frente para la Victoria. El transcurrir del tiempo marcará si ha sido una buena elección de los ciudadanos el haberse volcado por un esquema hegemónico del poder o si los equilibrios son necesarios para el buen funcionamiento.

La Argentina nunca ha sido equilibrada, con lo cual es posible que esta elección desmesurada sea representativa de lo que el país profundo desea. Mendoza, en este sentido, ha sido siempre díscola. Hasta ayer.

Parece que la otrora provincia conservadora tiró la chancleta y se animó a salirse del equilibrio y la mesura. Eso es un hecho. Los resultados de esta decisión social se verán con el paso de los años. Nada es bueno ni malo a priori.

Francisco Paco Pérez llega al sillón de San Martín a los 44 años y con una campaña en sus hombros como las de antes, puerta a puerta. Porque si bien llegó montado en el “aluvión Cristina” no lo hizo dormido en laureles ajenos. Caminó la provincia más de una vez y estuvo en el escenario de los problemas que le tocará resolver en su gestión. Eso habla en su favor.

Paco Pérez tiene ahora la palabra. Se sentará donde se toman las decisiones. Hablarán por él sus acciones y sus logros.

Comentarios