San Rafael
Martes 22 de Noviembre de 2011

Padres autoconvocados se reunieron con ediles por el control en la venta del tolueno

Acordaron realizar una serie de reuniones con vecinos, autoridades judiciales y policiales como uno de los primeros pasos en la lucha contra el consumo de tolueno como alucinógeno

En la mañana del martes, un grupo de vecinos representativos de varios barrios sanrafaelinos se reunieron con los concejales Héctor Navarro y Jaquelina Rebolledo, además del titular de la Dirección de Inspecciones, Raúl Robledo con el fin de buscar la aplicación de la ordenanza impulsada por Navarro que busca controlar la comercialización del pegamento con  tolueno, que es utilizado como alucinógeno por cierto sector de la población, principalmente niños y jóvenes.

www.unos sanrafael.com.ar dialogó con el mentor de la ordenanza 10.619, el concejal Héctor Navarro  que dijo " la reunión fue muy positiva ya que  se acordaron reuniones por los barrios para conocer la realidad de cada uno de ellos, ya que la intención es llegar a todos los sectores de la ciudad". Durante el encuentro no se encontraban presentes la totalidad de los representantes barriales, por ello se decidió salir a recorrerlos. También  se dejó asentada " la intención de pautar un encuentro con el juez de faltas de San Rafael y el jefe distrital de la Policía de Mendoza, además de poner en funciones las inspecciones, ya que muchos de los casos llegan por las denuncias de los mismos padres".

“Sabemos que eliminar el flagelo es un trabajo arduo y difícil de concretar, pero la idea es hacer algo para que comprar el pegamento no sea tan sencillo”. Navarro agregó que la concejal Jaquelina Rebolledo se mostró muy preocupada por la problemática comprometiéndose a ocuparse de la continuidad en el cumplimiento de la ordenanza. “Creo que con el esfuerzo de todos podremos conseguir avances en esta lucha”.

En tanto Claudio Pérez, uno de los referentes de los padres autoconvocados, dijo que el encuentro fue muy positivo, participaron representantes de diferentes barrios, con distintos contextos, pero con el mismo problema". El representante indicó que se "está programada una próxima reunión en el barrio El Molino, que luego se repetirán en otros barrios. “La idea es ir abriendo espacios de diálogo con los vecinos para luego encontrar las herramientas necesarias para sacar a los chicos de este problema y que no vuelvan a cometer el mismo error”, señaló.

También agregó que "realizaron un pedido para que la policía tenga más participación y actúe para evitar que este alucinógeno sea consumido en la vía pública con suma impunidad como ocurre en muchos sectores de la ciudad.
 

Comentarios