San Rafael
Domingo 20 de Noviembre de 2011

Padres denuncian que se vende tolueno en comercios y casas

Un grupo de personas se autoconvocó para luchar contra el flagelo de la droga en los jóvenes. Ellas mismas comprobaron que hay negocios que no cumplen la ordenanza. Piden acciones 

A fines del mes pasado se aprobó en el Concejo Deliberante la ordenanza 10.619 propuesta por el edil Héctor Navarro, del Partido Justicialista, que busca regular y controlar la venta de pegamento que contenga tolueno en su composición.

El fin es darle una solución al flagelo que afecta principalmente a niños y jóvenes que lo consumen con fines alucinógenos.

Dada esta circunstancia un grupo de padres del barrio Quiroga se autoconvocó con el fin de darle fuerza y cumplimiento a la norma, ya que aseguran que la realidad en su barrio es muy preocupante. No todos tienen algún familiar directo afectado, pero por la misma seguridad de la comunidad apoyan la iniciativa, ya que se han presentado casos en que los comerciantes se negaron a vender el pegamento y la reacción ante la negativa ha sido violenta, con destrozos en los negocios.

Además del efecto alucinógeno, la aspiración del pegamento provoca efectos irreversibles en la salud de quienes lo consumen, hasta llegar a afectar la médula espinal.

La idea de los padres no queda sólo en impulsar la aplicación de la ordenanza, sino también en buscar la forma de mejorarla. Uno de los primeros pasos en esta búsqueda ocurrirá el próximo martes cuando se reúnan con el concejal Navarro y representantes del área de Inspecciones de la Municipalidad, donde tomarán conocimiento de la forma operativa de la ordenanza. Al respecto se establece que quienes compren el pegamento deben certificar identidad, comprobar domicilio y declarar su uso. Es el área de Inspecciones la que debe controlar.

Los padres han realizado su propio trabajo de campo, lo que demuestra su grado de compromiso. De esta manera han enviado a alguna persona a pedir el producto tóxico para corroborar quiénes cumplen la ordenanza. Se encontraron que algunos la cumplen y otros no.

El grupo denuncia además que el pegamento se vende tanto en comercios como en casas particulares, denunciadas por padres que tienen a sus hijos atrapados por el flagelo.

Explican además que otro de los objetivos es diversificar la iniciativa hacia el resto de los barrios, para sumar esfuerzos y abordar el problema con mayor compromiso y participación de las instituciones, como el área de niñez y adolescencia, entidades religiosas, policía y todas aquellas que tienen que ver con lo social.

Para contactarse con los padres autoconvocados dirigirse a Deoclecio García 746, de 7 a 13 y de lunes a viernes, o llamar al 15680262.
 

Comentarios