País
Martes 01 de Agosto de 2017

Analizan dar la opción de ampliar la edad para la jubilación

Hay os posibles flexibilizaciones que en ningún caso serán obligatorias. Una de hasta 5 años y otra de 2 años.

El Gobierno nacional analiza proponer que haya una extensión optativa de la edad jubilatoria.

Para ello, se estudian dos posibilidades de flexibilización, en ambos casos sin obligatoriedad.

Una, que esa edad se pueda extender en cinco años. Otra, que en principio podría sea de dos años, es decir hasta 67 en los hombres (hoy hasta los 65) y de 62 en las mujeres (hoy 60).

En realidad, estas son opciones en la práctica ya se dan, pero ahora se buscaría hacerlas con más formalidad.

Aspectos de la reforma
También buscarán que se pueda comenzar a cobrar la jubilación sólo por los años aportados si es que no se cumplen los 30 de rigor.

Las novedades trascendieron al difundirse ayer aspectos de la reforma previsional que está en estudio.

Para elaborar esas propuestas, el Gobierno se basa en que anualmente unas 50.000 personas siguen trabajando y no se jubilan cuando cumplen la edad legal para retirarse, que es de 60 para las mujeres y de 65 para los hombres.

jubilacion-2.jpg

Desmentida
El director general de la ANSES, Emilio Basavilbaso, aclaró que si bien no hay nada concreto aún, existe un plan para debatir el régimen provisional argentino, donde la edad jubilatoria sea "voluntaria".

"El Gobierno presentó el año pasado en el Congreso una propuesta para que dentro de tres años se debata el régimen previsional argentino", dijo el funcionario en diálogo con radio La Red, pero aclaró que "eso es todo por el momento".

Basavilbaso aclaró: "Mi opinión personal es que lo ideal es tener un sistema que ya tienen otros países donde la edad es voluntaria".

Para el titular de la ANSES, lo ideal sería que a partir de la edad jubilatoria, cada persona pueda elegir de manera voluntaria.

"El trabajador tiene la opción de seguir trabajando y eso le significará que en el futuro su jubilación va a ser mejor", aclaró.

"El Estado no tiene que poner una edad ideal, sino generar incentivos para que aquellos que quieran seguir trabajando puedan hacerlo", subrayó en diálogo con el periodista Luis Novaresio.

El sistema seguirá siendo estatal
Sobre la posibilidad del regreso de las AFJP, Basavilbaso lo descartó y fue claro: "Lo único que está definido es que el sistema previsional tiene que ser público".

Tras las declaraciones radiales a Novaresio, desde la ANSES indicaron que propondrán que haya una extensión optativa de la edad jubilatoria de 67 años en el caso de los varones y de 62 en las mujeres.

Según datos del Ministerio de Trabajo, en 2016 el 20% de los hombres con jubilación ordinaria (excluida la moratoria previsional) tenía 67 años o más al momento de jubilarse.

En el caso de las mujeres, el 17% tenía 70 años. "Es un indicador de que hay mucha gente que desea seguir trabajando o de que no le alcanzan los años de aportes".

"Hay cuestiones que son obligatorias, pero no quiere decir que se cumplan en todos los casos. Si hay voluntad de seguir trabajando y si los empleadores y los empleados están de acuerdo en seguir con la relación laboral y se le pone un incentivo, hay gente que se va a sumar", explicaron.

Extender la vida laboral le otorgaría oxígeno a las arcas del PAMI
El titular de ANSES, Emilio Basavilbaso, explicó que la intención es que aquellos que quieran seguir trabajando puedan hacerlo. "El Estado no tiene que poner una edad ideal, sino generar incentivos para que aquellos que quieran seguir trabajando puedan hacerlo".

Hoy las empresas suelen intimar a las personas a jubilarse al cumplir la edad legal. La idea es que la nueva norma no obligue a las empresas a pedirle al empleado que se retire. "Siempre hay que tener una edad mínima como para que la gente se jubile", indicaron.

Además, la reforma permitiría mejorar el haber jubilatorio por aportar cinco años más al sistema y cobrar una jubilación durante un plazo menor, un derecho que estaba vigente en la ley 18.037 y que derogó la ley 24.241.

La extensión de la vida laboral tendría otro efecto demográfico: evitar sumar beneficiarios al PAMI, dado que los que demoren su retiro seguirían aportando y atendiéndose en las obras sociales sindicales o prepagas.

Por otra parte, muchos empleadores no pueden intimar a sus empleados a jubilarse si estos no cuentan con los 30 años de aportes necesarios para poder acceder a la jubilación, ya que deben seguir acumulando años de servicios. Según la Secretaría de Seguridad Social, tres cuartas partes de la población en edad de jubilarse tiene dificultades para acceder al beneficio previsional por esta causa.

Para ellos se propone crear un régimen proporcional a los años de aportes. La prestación proporcional de carácter contributivo que surja de los años de aportes complementaría la pensión universal al adulto mayor.