Más noticias
Jueves 01 de Diciembre de 2011

Para adictos

Cada día 30 millones de personas juegan con Angry Birds, que consiste en matar cerdos disparando pájaros furiosos. Mattel lanzó la versión en juego de mesa conociendo el fanatismo que genera.

Mattel lanzó el juego de mesa oficial basado en el videojuego de Rovio Angry Birds. La aplicación de Rovio es el paradigma del éxito de un videojuego para móviles y acumula centenares de millones de descargas en todo el mundo gracias a sus versiones para PlayStation, iOS, Android, Windows Phone, Chrome o Facebook. Concretamente, los últimos datos hablan de que cada día 30 millones de personas utilizan el videojuego.

El juego de mesa, recomendado a partir de cinco años, recrea los escenarios del juego interactivo y propone a los participantes retos en los que deben demostrar su habilidad y rapidez.

El punto de partida es conocido por todos: un grupo de cerdos verdes roba los huevos del nido de unos felices pájaros. Al descubrirlo, las aves montan en cólera y están dispuestas a todo para recuperarlos.

En la mesa, Angry Birds se convierte en un juego de habilidad de dos a cuatro jugadores, repartidos en dos equipos. La mecánica es sencilla: un equipo escoge una carta de misión donde aparece la estructura que debe montar el equipo contrario. El reto para el primer equipo consistirá en derribar todos los cerdos de la estructura disparando los Angry Birds con un lanzador.

Los equipos juegan por turnos y quien acumule 1.000 puntos será el ganador. El juego incluye tres figuras de pájaros, cuatro cerdos verdes, un tirachinas, las cartas de misión y las piezas para montar las estructuras.

Comentarios