Economía
Lunes 05 de Septiembre de 2011

Para Brasil, “nada es más importante que la alianza con la Argentina”

Lo afirmó el ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, en su primera visita oficial a Argentina como funcionario de Dilma Rousseff.

El ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, afirmó que para su país "nada ha sido más importante que la aproximación con la Argentina" como "alianza estratégica" y fundamento de la integración regional.

Amorim expuso los ejes de la posición de Brasil sobre la cooperación con Argentina y a escala sudamericana en la Escuela de Defensa Nacional, después de reunirse este lunes con el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, en el Edificio Libertador.

"Para Brasil, nada ha sido más importante que la aproximación con la Argentina, superando rivalidades históricas", dijo Amorim en su primera visita oficial a la Argentina como ministro de Defensa, cargo que asumió hace un mes, tras haber sido canciller de Luiz Inacio Lula da Silva y de la actual presidenta, Dilma Rousseff.

Los dos ministros repasaron en el Edificio Libertador, sede de la cartera castrense, temas de la agenda bilateral como el "diálogo político-estratégico" y la cooperación en materia militar; en ciencia, tecnología y producción para la Defensa; en la Antártida y el Atlántico Sur.

"Tocamos temas que van desde la coordinación en el Consejo de Defensa Suramericano(CDS, de la Unasur) hasta los proyectos tecnológicos y productivos conjuntos", dijo tras la reunión Puricelli, en una rueda de prensa que ofreció junto a Amorim.

Entre los proyectos binacionales, destacó que la Fábrica de Aviones de Córdoba producirá conjuntos estructurales del avión de transporte KC-390, de la empresa brasileña Embraer.

También aludió al vehículo liviano argentino-brasileño Gaucho, al desarrollo de software y dijo que, con Amorim, habían hablado de "la posibilidad de construir un patrullero fluvial" con la participación de empresas de los dos países.

Por su parte, Amorim subrayó la "prioridad estratégica" que tiene para Brasil la relación con la Argentina y la plena coincidencia en los "temas principales, sustantivos", como la Misión de paz en Haití, la cooperación bilateral y la integración sudamericana.

"El Consejo de Defensa Suramericano de la Unasur es uno de los organismos institucionales más importantes" para el objetivo de "asegurar que la región sea una zona de paz", expresó además el ministro brasileño, quien se pronunció por un mundo multipolar.

Pasado el mediodía, en la Escuela de Defensa Nacional, Amorim señaló que la "alianza estratégica" entre Brasil y la Argentina es el fundamento de la integración regional en el Mercosur y la Unasur en todas las áreas, incluida la defensa.

Abogó por una región "pacífica, no indefensa", con "capacidad de disuación" para proteger sus recursos naturales, incluida el agua, los alimentos, la biodiversidad y también para evitar la degradación medioambiental.

En este marco, destacó la importancia del Centro de Estudios Estratégicos de Defensa creada por el CDS de Unasur, con sede en Buenos Aires, para la elaboración de un "pensamiento estratégico autónomo" y con "identidad suramericana".

Amorim rechazó que el sistema internacional sea anárquico, una idea que relacionó con la "política de poder preferida por las potencias internacionales", y abogó en cambio por una "comunidad civilizada, que respete el derecho soberano de los estados".

"En Brasil, la Defensa es parte de la agenda nacional, es una política de Estado" y comprende la "dirección civil" sobre las Fuerzas Armadas, dijo el ministro y sostuvo que "defensa y desarrollo tienen vínculos evidentes" en términos de capacidades tecnológicas y productivas.

Amorim señaló en su disertación que Brasil tiene "en fase de preparación" una nueva edición de su Libro Blanco de la Defensa y subrayó la importancia de la confianza mutua entre los países suramericanos.

Acompañaron a Amorim en la Escuela de Defensa Nacional el ministro Puricelli y autoridades gubernamentales y militares de los dos países. (Télam)

Comentarios