Más noticias
Lunes 21 de Noviembre de 2011

Para Capital, el operativo alpiste "anti-paloma" avanzó con éxito

En su segunda etapa los animales han visitado los primeros dos comederos e ingirieron el alimento, por eso "el resultado es satisfactorio" hasta ahora. Habrá que esperar unos meses para un análisis definitivo del proyecto, cuando haya cifras preliminares de la población de aves.

Por Fabricio Panella Vidal

El resonante operativo alpiste "anti-paloma" montado por la Municipalidad de Capital ha sido un éxito en su segunda etapa, según informaron este lunes fuentes de esa comuna. Las aves han visitado los señuelos e ingirieron el alimento anticonceptivo, aseguraron.

Federico Perinetti, director de Paseos Públicos de la Ciudad, informó a este portal que "se colocaron en dos lugares específicos (el edificio municipal y en la zona del estadio mundialista) dos clases distintas de alimento anticonceptivo a modo experimental y podemos decir que estos resultados preliminares han sido satisfactorios, tanto de un producto como del otro".

El funcionario aclaró que lo positivo radica en que los animales "han visitado los cebos, han comido de ellos y cada vez más poblaciones regresan a esos sitios para volver a comer".

Este método de control demográfico de palomas se viene desarrollando en varias ciudades del mundo en donde estas aves son un verdadero inconveniente, como en Mendoza. Por eso la Ciudad también lo ha implementado: a principios de este año con la primera etapa, con la identificación y limpieza de los lugares más frecuentados por los molestos pájaros, y la segunda, que arrancó a fines de sepriembre, con la colocación de comederos conteniendo el producto anticonceptivo.

Sin embargo, para Perinetti el rendimiento en cifras reales de esta fase se conocerá recién "en la temportada de otoño" ya que ahora "estamos en época de apareamiento y nacimiento de los pichones", por lo que no es posible aún conocer si efectivamente la población de estos emplumados ha decrecido.

El funcionario estimó que "en dos años esperamos que las palomas se hayan reducido a la mitad", gracias a esta particular metodología.

Perinetti agregó que esta segunda etapa concluirá con la colocación de más cebos "en una docena de edificios", entre los cuales se encuentran algunos del microcentro y la mismísima cárcel de Boulogne Sur Mer, uno de los sitios preferidos para anidar lejos de los depredadores.

Comentarios