Política
Lunes 21 de Marzo de 2016

Para el juez, los videos de La Rosadita fueron una “sorpresa”

El juez federal Sebastián Casanello enfatizó que las imágenes motivaron el llamado a indagatoria a los que aparecen en las imágenes la semana pasada y a Lázaro Báez.

El juez federal Sebastián Casanello admitió anoche que los videos aparecidos la semana pasada, que reflejan grandes sumas de dinero en dólares siendo contadas en la financiera llamada La Rosadita, fueron para él “una sorpresa” ya que no constaban en la causa. Y enfatizó que las filmaciones motivaron el llamado a indagatoria a todos los que aparecieron en esas imágenes y al empresario Lázaro Báez, ligado al kirchnerismo.
  Paralelamente, Leonardo Fariña, empresario detenido por el escándalo del supuesto lavado de dinero en el país, enfatizó: “Me detuvieron para que no hable, para que no aporte lo que puedo aportar”.
  “Los videos son centrales. Fueron una sorpresa porque no estaban en la causa y, cuando se realizaron los allanamientos, no había ningún server que los almacenara”, afirmó —a su turno— Casanello, en declaraciones al programa La Cornisa (América).
  El juez indicó que “en los videos está el dinero en ese lugar, en ese momento, con esos actores, lo que permite cerrar el rompecabezas y llamar a indagatoria” a Báez, a su hijo Martín, al contador Daniel Pérez Gadín, a Fabián Rossi y a Walter Zanzot, entre otros.
  “Seguimos una causa por lavado de dinero, un delito con características propias. Implica que es necesario hurgar para buscar su origen”, agregó.
  En tanto, el presidente Mauricio Macri le pidió “celeridad” a la Justicia en la investigación, a la vez que el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno aseguró que no pone “las manos en fuego” por Báez porque no lo “conoce”.
  Paralelamente, José Ottavis, diputado bonaerense del FpV y uno de los líderes de La Cámpora, dijo que le “indigna la corrupción” y pidió que “la Justicia vaya a fondo” en relación al video que muestra al hijo de Báez contando dinero en La Rosadita.

“Una persecución notoria”

El diputado nacional Máximo Kirchner consideró ayer que hay una “persecución notoria” a su madre, la ex presidenta Cristina Fernández, y frente a las denuncias que acumula en la Justicia por su gestión desafió a que “investiguen lo que quieran”.
  A poco menos de un mes para que Cristina concurra a los Tribunales Federales a responder imputaciones, su hijo sostuvo que, si bien no la vio porque sigue en su casona de la ciudad de El Calafate, “anda bien”.
  Kirchner ensayó una defensa de su madre, investigada por presunto lavado de dinero, supuesta defraudación y aparentes irregularidades en operaciones de compra de dólar a futuro, entre otras, y exhortó: Que investiguen lo que quieran, pero la persecución es notoria”.
  A su vez, el kirchnerismo advirtió que habrá una “disputa política” en el “seno de la sociedad” si quienes “agacharon la cabeza ante los fondos buitre” quieren conducir el PJ.

Comentarios