Política
Lunes 17 de Octubre de 2011

Para el titular de Coninagro, la reunión con la Presidenta fue "extraordinaria"

"No estamos en el escenario de 2008" (cuando se originó el conflicto con el campo), consideró el presidente de la entidad rural.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, calificó hoy como "extraordinaria" a la reunión que mantuvieron la presidenta Cristina Kirchner con directivos de Coninagro y ratificó el compromiso del Gobierno para respaldar a las cooperativas rurales.

"Esta reunión fue extraordinaria", sostuvo Domínguez, después de acompañar a Cristina en el almuerzo que la jefa de Estado compartió con autoridades de Coninagro en la sede de esa entidad que agrupa a cooperativas rurales, en el cuarto piso de Lavalle 348, en Capital Federal.

Domínguez aseguró que existe una "comunión" entre los desafíos que se le presentan al movimiento cooperativo argentino y el rol que debe cumplir al Estado.

"Para nosotros, el movimiento cooperativo es la única opción para que la Argentina siga creciendo", remarcó el funcionario, que en declaraciones a la prensa calificó al sector como un "aliado estratégico" del Gobierno.

"Nosotros queremos que los productores agropecuarios crezcan en forma asociada y en forma cooperativa", agregó Domínguez, al término de la reunión, de más de tres horas de duración en la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coningro), donde la Presidenta se entrevistó a solas con el titular de la entidad, Carlos Garetto.

El ministro destacó además la relación que existe por estos días entre el campo y la administración central, después de un largo tiempo de turbulencias tras el conflicto de 2008 con la Resolución 125 que impuso las retenciones móviles.

Para el funcionario, quien se autodefinió como un "gringo del interior", la creación del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación por parte de Cristina -hace dos años-, demuestra la "importancia" que tiene  el campo para el Gobierno nacional.

"Argentina creció mucho y seguirá haciéndolo, y para eso necesitamos la articulación virtuosa e inteligente de todos los actores del sistema productivo", dijo, e indicó que el Gobierno mantiene un diálogo permanente con los sectores rurales.

Precisó en este contexto que Cristina recibió un informe sobre "lo que representa el movimiento cooperativo" en el país y los desafíos que tiene por delante, al tiempo que ratificó el compromiso de la Casa Rosada para respaldar al sector, que representa el 50 por ciento de la industria agropecuaria de la Argentina, según Domínguez.

"Nosotros venimos bregando por una mayor participación en el comercio de granos y la producción del movimiento cooperativo (en el país", insistió el ministro, en una improvisada rueda de prensa sobre la vereda de Lavalle al 300.

Durante la "jornada de trabajo" a la que asistió junto a la Presidenta en Coninagro, funcionarios nacionales y directivos de la entidad discutieron acerca de la volatilidad de los precios en los mercados internacionales.

También debatieron sobre "el tema del trigo" y su problemática en torno de la comercialización, las existencias, el stock no declarado y la conveniencia de liberar las exportaciones, según indicaron fuentes del sector.

Por último, Domínguez destacó también la importancia de que haya "inversión en valor agregado" de parte de los actores del sector agropecuario, ya que emprendimientos de este tipo beneficia "a todos los argentinos". (NA)

Comentarios