País
Sábado 18 de Julio de 2015

Para la Fundación Mediterránea también tres de cada 10 argentinos son pobres

El informe dado a concer coincide con el de la UCA. Además sostiene que se hace un gasto público al menos tres veces superior al necesario para erradicar el problema

La pobreza alcanza a 3 de cada 10 argentinos, pese a un gasto público social al menos tres veces superior al que sería necesario para erradicarla, según indicó un economista del IERAL de la Fundación Mediterránea.
Gerardo García Oro lo indicó en el Informe de Coyuntura de la entidad para lo cual tuvo en cuenta el Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina que hizo público esta semana un trabajo en el que estima que en 2014 la tasa de pobreza habría alcanzado al 28,7 % de los habitantes.
"Este guarismo es coincidente con la estimación de IERAL (28,2 % de la población, o sea 11,7 millones de personas), aunque se carece de cifras oficiales", indicó el especialista.
Además sostuvo que de este modo se abre espacio a la polémica, pero destacó que "los datos del mercado laboral son consistentes con la estimaciones de UCA y de IERAL sobre la tasa de pobreza".
Dentro de la Población Económicamente Activa, que incluye muchos jefes de hogar del cual dependen varias personas adicionales, se tiene a 3,1 millón de personas con "dificultad laboral" (desocupados y subocupados).
Asimismo, 4 de cada 10 ocupados se desempeñan en empleos precarios y "se calcula que cada hogar en situación de pobreza requiere unos 3.580 pesos para salir de tal condición".
Para García Oro, respecto de la política social, hay un serio problema de coordinación y de focalización, "ya que los fondos aplicados por las tres jurisdicciones (Nación, Provincias y Municipios) prácticamente triplican lo que sería necesario para cerrar la brecha de pobreza en cada uno de los hogares".
El segundo semestre de 2006 constituyó un período de singular importancia en lo que respecta a la disponibilidad de información estadística confiable y metodológicamente contrastable. Para entonces, el INDEC había informado su última medición de pobreza e indigencia previa a la intervención ocurrida en el organismo oficial, la cual resultó en un 26,9% de los habitantes en el caso de la pobreza y en una tasa de indigencia del 8,7%, calculada también sobre la población total.
"Esta intervención acabó por afectar la calidad de las estadísticas y, en el caso de las mediciones de pobreza, llegó inclusive a discontinuarse la publicación de la información a partir de la segunda mitad del año 2013", informó el analista.
Previo a esta información, la referencia oficial correspondiente al primer semestre de 2013 indicaba que la pobreza se situaba en un 4,7% de la población (1,9 millones de personas) y la indigencia en un 1,4% (573 mil personas). "Fue así como quedó lejana la oportunidad de que, entre otros aspectos, la encuesta de hogares en argentina (EPH) incluya relevamientos sobre regiones rurales del país, un aspecto que ha sido extendido en forma generalizada entre los países de la región", dijo.
La medición del Observatorio de la UCA "coincide con las estimaciones realizadas por el IERAL de Fundación Mediterránea para el segundo semestre de 2014, las cuales arrojaron que un 28,2% de los habitantes (11,7 millones de personas) se encontraría en condición de pobreza".
"Para este cómputo se recurre a procesar la información disponible en la EPH de INDEC con idéntica metodología a la utilizada por el organismo oficial (pobreza monetaria), aunque con una valoración diferente de la canasta básica alimentaria y total, las cuales delimitan el umbral de indigencia y pobreza respectivamente", añadió.
García Oro supone que "canalizar los recursos hacia políticas sociales de alto impacto constituye el desafío pendiente para lograr movilizar oportunidades reales de promoción y progreso social".
Fuente: NA

Comentarios