Deportes
Jueves 11 de Agosto de 2016

Pareto reveló cómo se sintió el día anterior al gran combate

La figura de la Peque se agiganta cada vez más. A medida que se conocen detalles sobre su preparación, su logro en Río de Janeiro va adquiriendo la calidad de hazaña.

La judoca Paula Pareto confesó que el día anterior a ganar la medalla de oro en la categoría de hasta 48 kilos, con lo que se estableció como la primera mujer argentina en obtener dicha distinción en un Juego Olímpico, sufrió una contractura y algunos problemas de salud.
"El día anterior a la competencia había estado con un poco de fiebre, media abombada y me dolía la cabeza. Creo que era más una cuestión de estrés que de otra cosa. Teníamos que ir a hacer el pesaje y en la villa no había micros. Todos esos temas se ve que inconscientemente me estresaron, más allá de la competencia que venía", le contó Pareto a Télam.
La 'Peque' recordó que "el sábado estaba bien y entera", nada más allá "de un una pequeña contractura", que para ella "es lo más normal del mundo".
"En el paso a paso de las luchas me fui sintiendo bien. Todos me decían que me tenía que sentir excelente, pero yo en ningún torneo en el que compito es que me siento excelente o diciendo que a éste la gano, porque no lo sé hasta el segundo cero del combate", explicó la deportista de 30 años sobre como encaró cada lucha en la Arena Carioca 2.
Y detalló: "Yo doy lo mejor y, en el momento de la competencia en sí, los nervios que tengas, sean muchos o pocos, siempre te hacen dudar un poco, entonces, uno no puede estar en su mejor momento si esta dudando. Hubo algunas de esas pequeñas cosas, que tal vez yo sola me di cuenta o, como estaba tan perceptiva, las vi y el resto no".
A diferencia de su entrenadora, Laura Martinel, y de su psicólogo deportivo, Gustavo Ruiz, quienes aseguraron haberla visto excelente, tanto física como anímicamente, a lo largo de toda la jornada del sábado pasado, Pareto tiene su punto de vista.
"Los que saben de judo me dijeron que no tuve ni un error, que estuve perfecta. Eso es genial, porque eso trasmitía yo, pero internamente uno tiene millones de cuestiones. No me sentí mal en ningún momento, pero la certeza de ganar la medalla dorada la tuvo cuando termino la última pelea, no voy a mentir", concluyó.

Comentarios