Deportes
Lunes 17 de Agosto de 2015

Pasión sin fronteras

Hoy juegan Balloffet y Huracán. Dos sanrafaelinos vivirán el partido de manera diferente. Fabián Carrizo lo seguirá desde la Base Marambio y Alberto Jofré desde Estados Unidos.

Esta tarde a partir de las 16 se disputará el partido entre el Sportivo Balloffet y Huracán correspondiente a la 12° fecha del torneo Federal B. Dos hinchas, uno de cada equipo, seguirán el partido desde varios kilómetros de distancia.
En la Base Marambio estará escuchando el partido vía internet Fabián Carrizo, mientras que en el estado de Connecticut (Estados Unidos) Alberto Jofré se lo imaginará porque a esa hora estará trabajando. Ambos tienen muchas cosas en común, salvo los colores de los que son fanáticos
La pasión de ambos por sus respectivos clubes tiene un lazo familiar muy importante.
“Soy hincha de Huracán desde chiquito. Mi abuelo era amigo de los Pretel y ayudó en los primeros pasos para la fundación de Huracán”, comentó Fabián, que está en la base antártica hace diez meses y está a cargo del servicio del control de tránsito aéreo y del servicio de búsqueda y salvamento.
Por su parte Alberto, que vive en suelo norteamericano hace 17 años y trabaja en un restaurant, señaló que “mi padre fue uno de las fundadores de Balloffet junto con Chavanne. Además jugué en las inferiores del club y fui suplente en primera”.
La mayor alegría
Sobre este tema Carrizo afirmó: “Disfruté mucho el ascenso al Nacional del 81, Huracán tuvo un gran equipo y esa fue una época dorada”.
Mientras que Jofré recordó: “El momento más feliz que viví con Balloffet fue cuando ganó el torneo de los cuatro y ascendió a primera. Yo integré ese plantel, fue algo inolvidable”.
Por último ambos les dejaron un mensaje a los jugadores de sus respectivos clubes.
“Decirles que siento orgullo y gratitud porque la mayoría son del medio local y eso enaltece a los jugadores sanrafaelinos. Darles fuerza y un abrazo gigante desde los confines de  nuestra patria. Cada vez que salen a la cancha sepan que desde acá hay un loco que alienta sin parar”, fueron las emotivas palabras del simpatizante azuloro.
En tanto que el fana del Cruzado puntualizó: “Un jugador de Balloffet siempre deja todo en el campo y la camiseta se transpira con sangre. El clásico es distinto a todo, es el más grande de todos los partidos y hay que ganarlo”.
Con la puesta del sol y 30 grados bajo cero Fabián alentará a Huracán.
Mientras que con una hora menos, 35 grados de temperatura y trabajando, Alberto vivirá el clásico de una manera diferente. Dos caras de una misma moneda.

Diego Figueroa
dfigueroa@diariouno.net.ar

Comentarios