Viernes 09 de Junio de 2017

Patologías respiratorias: los niños son más vulnerables

Dentro del grupo de riesgo, los chicos menores de dos años son los más proclives a contraer las enfermedades. Las medidas de prevención están vinculadas con la higiene personal, de la ropa y el consumo de alimentos.

A medida que el otoño nos abandona y se abre paso el intenso frío del invierno, el sistema de salud se alista para atender la abundante demanda que generan las enfermedades típicas de la época: las respiratorias.
La estadística indica que el 75% de las enfermedades de invierno están relacionadas a las patologías respiratorias. En el periodo comprendido entre 2015 y 2016 en Mendoza se registraron más de 500.000 casos.
Dentro del grupo de riesgo, chicos hasta cinco años y mayores de 65 años, los más propensos a padecer estas enfermedades son los menores de 2 años.
"Todo niño menor de dos años sufre mucho más la patología respiratoria porque están las barreras inmunológicas menos desarrolladas, por eso son más propensos. El de 5 años en adelante prácticamente no se enferma y entre 2 y 5 se enferman pero en forma intermedia", dijo el doctor Julio Bazán.
Prevención
Ante esta situación, las medidas preventivas, principalmente en la casa, cobran mayor importancia.
La higiene personal, la de los alimentos y hasta la manera de preparar una ensalada, pueden ser métodos cruciales para combatir todo tipo de enfermedades.
"La principal medida de prevención ante cualquier enfermedad es siempre la higiene. Si somos personas aseadas vamos a tener pocas enfermedades. Si tenemos una vida poco aseada, nuestra vida va a ser con enfermedades permanentes", dijo el pediatra.
Entre las acciones más comunes está el de lavarse las manos, los dientes y tener el cabello limpio.
Pero además "hay que tener la ropa limpia también podemos estar muy aseados pero la ropa sucia lleva bacterias, parásitos, virus que se van a desarrollar en personas sanas en la familia".
La higiene en los alimentos es cosa sabida, sobre todo antes de consumir verduras. Pero generalmente no se tiene en cuenta la preparación.
"Muy pocos la tienen presente pero la preparación de una ensalada también es muy importante", afirmó el pediatra y acto seguido dio la receta: "Una vez que tenemos, por ejemplo, la lechuga en la fuente, lo primero que se debe colocar es un agente ácido (vinagre o limón), porque si hay un bicho lo va a deshidratar. Después la sal, para seguir matando a esa posible bacteria y por último el aceite. Si empezamos al revés, cualquier animalito que ande dando vueltas se va al aceite que le sirve de escudo protector y después podrá ingresar tranquilamente al organismo".

Patologías

Las enfermedades más comunes vinculadas al inicio de la temporada fría son otitis, anginas, catarros bronquiales, laringitis, rinofaringitis, bronquiolitis, bronquitis, neumonía y neumonitis.

Igual que los adultos

Es importante que el niño no esté por demás abrigado sino es contraproducente. Si el adulto tiene colocadas tres prendas, para el menor es lo mismo.

Que no falten

Tener las vacunas incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación al día y llevar a los niños periódicamente al control médico.

Comentarios