Miércoles 27 de Julio de 2016

Peligra el inicio del torneo de Primera

El presidente de Vélez, Raúl Gámez, reclamó que el "gobierno debe pagarnos lo que nos había prometido" y puso en duda el arranque del campeonato.

El presidente de Vélez, Raúl Gámez, reclamó este martes que el "gobierno debe pagarnos lo que nos había prometido" y puso en duda el arranque del campeonato de Primera División, tras la reducción de 700 millones anunciada ayer por el Fútbol para Todos.

"Mi posición es que hay que ser solidario con el fútbol de ascenso; no sé si los demás pensarán igual, pero estamos muy disgustados", dijo Gámez en diálogo con el programa radial Deportivo Télam.

"Para los clubes el tema no está cerrado pero tenemos mucha necesidad de dinero, nos aprietan las circunstancias; te doy el dinero si aceptas el condicionamiento. Es muy malo que esto ocurra, estamos en una situación completamente distinta de lo que estamos hablando", señaló Gámez.

"Los clubes de fútbol nunca pedimos rescindir el contrato, en esa nota famosa le pedimos que nos den la posibilidad de hacer nosotros la licitación y si conseguíamos a alguien que nos dé más plata ahí rescindir el contrato", contó el presidente de Vélez.

"Fue una vergüenza que el gobierno compre el fútbol en aquella oportunidad, una vergüenza el campeonato de 30 equipos, una vergüenza que no se pueda hacer una elección de menos de cien personas; una vergüenza todo, pero ya está: o cambiamos o es lo mismo", añadió.

"Acá hay que hacer una licitación para cambiar el sistema perverso, de una vez por todas; de lo contrario es más de lo mismo y habrá que dejar el fútbol en manos de otros", analizó.

Gámez manifestó su confianza en la gestión de Armando Pérez, "pero me dio la sensación que el gobierno aprieta para lograr el objetivo que quiere. Discutieron entre ellos, y hoy nos encontramos en una situación distinta parece una intervención más que una comisión normalizadora que se pone de acuerdo con el gobierno así tan fácilmente".

"Me parece que lo lógico es estar juntos en cualquier decisión, sin entrar en un terreno que nos haga patinar, pero si defendernos. Estamos expuestos a que nos ganen la pulseada y es muy malo que el gobierno busque esa alternativa", afirmó Gámez.

Finalmente, el dirigente deportivo aseguró que la Súper Liga "tiene que seguir su camino, conformar un estatuto, aprobarlo. Lleva su tiempo, aún no está claro el estatuto. El año que viene será el comienzo de la liga funcionando en el fútbol argentino".

Comentarios