País
Domingo 24 de Abril de 2016

Pérdidas por inundaciones no afectarán la cadena de precios

Lo afirmó el presidente Macri, quien recorrió las zonas afectadas y prometió ayuda financiera para realizar obras.

 El presidente Mauricio Macri visitó ayer zonas inundadas del centro de la provincia de Santa Fe y aseguró que "la pérdida es verdaderamente millonaria", aunque a nivel global de país todavía los números no llegan a ser de una magnitud tan importante como para afectar la cadena de precios".
"La pérdida es verdaderamente millonaria y para aquellos que les ha tocado va a ser durísimo. Confío en la capacidad de recuperación del productor argentino y vamos a estar ahí para ayudarlos", sostuvo el mandatario.
El jefe de Estado afirmó que hay mucha tarea por hacer. Lamentablemente el agua nos está jugando una mala pasada. Todavía no se terminó. Faltan un par de semanas para saber el resultado final, pero estamos trabajando en conjunto con las autoridades locales más allá del partido que sean".
"Nos hacemos cargo del tema. La inundación es algo que nos convoca y nos ocupa. Entendemos lo que está pasando y vamos a trabajar muy duro para reparar lo que el agua destruyó. Vamos a trabajar para que esta pesadilla quede atrás", agregó el mandatario.
Luego señaló que el Gobierno va a "buscar recursos extraordinarios para obras de prevención de inundaciones. Si hacemos esas obras, generamos trabajo del bueno. Hay que tomarlo como una oportunidad hacia el futuro".
Después el Presidente visitó a María José, una veterinaria que vive en la pequeña comuna de Colonia Fidela, ubicada 33 kilómetros al norte de Rafaela, cuya familia explota un tambo.
María José le escribió una carta al Presidente en la que expuso el sufrimiento de su comunidad, integrada por apenas 190 habitantes, cuyo sustento está ligado a la suerte de las explotaciones agrícolas y tamberas.
"Estoy inmensamente feliz, es un orgullo enorme que nos visite el Presidente", dijo la veterinaria cuando Macri arribó al lugar, para lo cual empleó primero un helicóptero y luego vehículos 4x4, los únicos capaces de atravesar el lodazal en que se convirtió el camino de ingreso al pueblo.
"Fue un momento muy emotivo", confesó Macri, "son pocas familias, menos de 100, estaban prácticamente aisladas por el agua y toda la comunidad muy sensibilizada".
"Hablaron conmigo y con el gobernador sobre las necesidades básicas, que es recuperar el camino rural que los vuelva a conectar con el resto del país, poder volver a sacar su producción lo antes posible cuando pare la lluvia", abundó el Presidente.
Y agregó: "Lo que le dije a María José se lo quiero decir a todos los santafesinos y a los argentinos: entendemos lo que está pasando, realmente su dolor es mi dolor, y vamos a trabajar muy duro para reparar lo que el agua ocasionó lo antes posible".
En cuanto a la situación productiva, la más afectada en Santa Fe por la crisis hídrica, prometió reunirse la próxima semana con el titular del Banco Nación, "para encontrar un mecanismo y darles oxígeno a los tamberos para que vuelvan a poner en marcha sus unidades productivas".

Comentarios