Deportes
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Perdidos y sin brújula

La Selección argentina, que atraviesa el peor momento de las Eliminatorias, debe encauzar el rumbo y aunque aún falta mucho está a tiempo de revertirlo.

Que la Selección argentina tocó fondo, que se tienen que ir todos, que hay que refundar el equipo... Miles de frases hechas tratan de revelar el presente y futuro, pero la verdad es que la era de Edgardo Bauza todavía no empezó y ya se pone como límite el partido con Colombia.

Es cierto que matemáticamente nada se define el martes en San Juan, pero el problema radica en cómo se pueden conseguir los tres puntos con un equipo que no transmite, que está desorientado y que no encuentra la luz que lo guíe.

"En estos últimos partidos, en que no se nos dieron los resultados, nos pasó de no saber a qué jugamos, de desordenarnos muy rápido, en la mínima descontrolarnos", esas palabras de Lionel Messi, el capitán, abren muchas aristas.

Porque los jugadores se encontraron con un Bauza que no era lo que pensaban, ese metódico entrenador al que el trabajo en diferentes clubes lo catapultó a la Selección sin nunca haber dirigido ni conocido el fútbol en Europa.

Pero, como se dijo hasta el hartazgo, la Selección no es un club y hay que estar preparado para ponerse frente a los jugadores consagrados y llegar con un mensaje, sea cual sea.

Acá no discutimos de tácticas ni, hasta si quieren, de nombres propios. Hoy hay que hablar de la prestancia y de cómo los jugadores tratan de interpretar dentro de la cancha lo que el entrenador les pide en el vestuario.

No se sabe quién es el líder y cuando no hay brújula, se navega sin sentido. Argentina puede clasificar al Mundial de Rusia por alguna genialidad de Messi, como ocurrió contra Uruguay en el debut de Bauza, pero se necesita algo más.

Van cinco partidos con el Patón a cargo del equipo, que jugó 4-2-3-1 y 4-4-2 en Brasil para estar más contenido, pero no consiguió resultados. Un triunfo sobre Uruguay, empates con Venezuela y Perú como visitante, y las caídas con Paraguay y la verdeamarilla.

Bauza sabe y ya se lo dijo a su círculo íntimo, que el partido con Colombia es el límite de una era que no arrancó, porque después de ese partido van a quedar seis fechas y todavía se puede encarrilar el rumbo, pero no quiere ser él quien firme el papelón de no llegar al Mundial.

Charla íntima

Lionel Messi y Javier Mascherano, además del arquero Nahuel Guzmán, se quedaron este viernes en Ezeiza con el entrenador Edgardo Bauza.

Por eso, es de suponer que los capitanes de la Selección hayan charlado sobre algunas cuestiones con el Patón, de cara al duelo con Colombia, que podría ser el límite para la gestión del DT.

Comentarios