Deportes
Miércoles 04 de Mayo de 2016

Perdió River: el campeón quedó eliminado

Con un gol de Alario el Millo ganó 1 a 0 en el Monumental, pero no le alcanzó y el conjunto ecuatoriano avanzó a cuartos.

A pesar de haber tenido unas 20 situaciones de gol para marcar, River sólo le ganó 1 a 0 a Independiente del Valle de Ecuador en el estadio Monumental y se quedó afuera en los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

El único tanto del encuentro lo convirtió Lucas Alario, a los 34 minutos del complemento. River fue claro dominador del juego y, de no haber sido por su falta de claridad para terminar las jugadas y la gran actuación del arquero visitante Librado Azcona, pudo haber avanzado a cuartos de final, pero no logró revertir el 0-2 cosechado en la altura de Quito.
 
Desde el primer minuto de juego, el equipo de Marcelo Gallardo supo que debía llevarse por delante al rival y así lo hizo en todo momento. Con presión, dinámica y buena circulación, el "Millonario" tuvo una inusitada cantidad de chances para marcar ante un rival que aglutinó gente atrás, pero no defendió bien.
 
Ponzio fue claro para quitar y distribuir, Camilo Mayada y Nacho Fernández aportaron lo suyo y Andrés D´Alessandro fue el cerebro, con el agregado que tuvo en el exGimnasia a un socio que habla el mismo idioma futbolero que él. Además, Milton Casco aportó proyección y desborde por izquierda y Gabriel Mercado preocupó en muchos balones parados.
 
En la ofensiva, Rodrigo Mora estuvo inquieto e Iván Alonso, si bien no tuvo chances claras en esa etapa, bajó muchas pelotas para sus compañeros. Salvo un contragolpe que Marcelo Barovero le tapó a José Angulo que pudo haber terminado el partido cuando iban sólo 15 minutos, Independiente del Valle no supo cómo contrarrestar al conjunto argentino.
 
En el complemento, Gallardo colocó a Alario (cuesta entender por qué lo dejó en el banco) en lugar de Mayada en busca de la heroica. En los últimos 45 minutos, River generó catorces chances para marcar, incluyendo dos que dieron en el travesaño: un remate de D´Alessandro y un cabezazo Alario.
 
Con un repertorio variado que incluyó toques por abajo, centros y tiros desde afuera del área, el local hizo todo bien, a excepción de la terminación de las jugadas. Encima, Azcona tuvo su noche soñada y se convirtió en la figura de un sorprendente equipo que dejó en el camino al campeón defensor.

Comentarios