Más noticias
Sábado 12 de Noviembre de 2011

Pérez decidió viajar a La Rioja en medio de un nuevo capítulo judicial del caso de la promoción industrial

Paco planea un acercamiento con su par Luis Beder Herrera para el 17, tras el recrudecimiento del conflicto. La Fiscalía de Estado demandó a quienes anunciaron un boicot a productos mendocinos.

Por Marcelo Arce

Francisco Pérez viajará a La Rioja la semana próxima, mientras otra escaramuza alrededor de la crisis no resuelta de la promoción industrial sacude la relación de Mendoza con las cuatro provincia beneficiadas.

Así lo confirmó el propio gobernador electo luego de su visita a La Paz, adonde cerró su gira de esta semana por las comunas manejadas por el radicalismo, tras la reunión con el intendente departamental, Gustavo Pinto.

Según anticipó Pérez, se está intentando cerrar la fecha de encuentro con su par Luis Beder Herrera para el jueves 17 en la capital riojana.

En tanto, se conoció ayer que la Fiscalía de Estado –a modo de defensoría del pueblo– interpuso una demanda penal para frenar la posible comisión del delito de “amenaza coactiva agravada”.

Esto, luego de que se conociera que las regionales de la CGT en San Juan, San Luis, Catamarca y La Rioja amenazaron con boicotear la economía de Mendoza si la Provincia no levanta el planteo que presentó en la Corte de Justicia de la Nación contra el decreto presidencial Nº699, que mantiene frenada la continuidad de la promoción en esas provincias.

La demanda fue presentada ante las fiscalías penales de esos distritos y aquí en Mendoza, y fue argumentada por el fiscal adjunto Javier Fernández.

“Esto afecta intereses constitucionales básicos. Para el fiscal de Estado, constituye una amenaza coactiva agravada (artículo 149 del Código Penal) en perjuicio del poder político y el perjudicado de esto no es ese poder en definitiva, sino el habitante común”, explicó a Diario UNO el segundo del fiscal Joaquín De Rosas.

Pérez afronta este tema como uno de sus desafíos más importantes. La Casa Rosada ha instruido a los gobernadores en crisis para que encuentren una salida negociada, pero en los papeles la situación está empantanada. Mendoza propuso en su momento ser incluida en algunos beneficios, pero el resto se resiste.

En el círculo cerrado del próximo Gobierno estiman que la llave del conflicto la tiene Cristina Kirchner, que debería funcionar como “tribunal de alzada” ante la falta de acuerdo entre provincias.

Varios fueron los intentos de Pérez y Ciurca para que el ministro de Economía y vice electo de la Nación, Amado Boudou, se metiera con el tema. “Está bien que toquemos la guitarra, pero no te olvidés de que tenemos este tema pendiente”, le dijeron los entonces candidatos mendocinos a Boudou, durante sus visitas en la campaña, en relación con la promoción. Pero poco y nada se ocupó del asunto el fanático de La Mancha de Rolando. Por eso, antes de que surgiera la advertencia de las CGT de la región, Pérez aguardaba con expectativa el nombre del nuevo ministro de Economía que asumirá en diciembre.

Crisis de un año y medio
Desde hace un año y medio que Mendoza y sus vecinas están discutiendo en ámbitos judiciales y políticos por el futuro de la promoción industrial. Se trata de la norma que fija la prórroga de los beneficios impositivos para inversiones en la industria de las cuatro provincias, una medida que desde aquí se considera perjudicial y que la Cámara de Comercio de San Rafael ha denunciado por ilegal en la Justicia, logrando así un freno desde ese ámbito a la aplicación del decreto que Cristina Fernández firmó en mayo de 2010.

La discusión se encuentra en un impasse, pero para provincias como La Rioja el tiempo corre: a fin de año se perderán miles de puesto de trabajo si el régimen cae, dicen desde la jurisdicción que conduce Beder Herrera, y por eso el conflicto estalló nuevamente este jueves.

Ese día se conoció que las regionales San Juan, San Luis, Catamarca y La Rioja de la CGT amenazaron con boicotear la economía de Mendoza si la Provincia no levanta el planteo que presentó en la Corte de Justicia de la Nación contra el decreto presidencial Nº699, que reaviva la promoción industrial para esos cuatro estados vecinos.

En respuesta, la central local de trabajadores advirtió de que en ese caso cerraría las rutas mendocinas al transporte de cargas de las promocionadas. El líder de la CGT local, Rodolfo Calcagni, no dudó en subir la apuesta de sus pares de las provincias promocionadas. “No vamos a dejar entrar ni un solo camión de esas provincias si le hacen un boicot a Mendoza”, contraatacó.

Ante la dimensión que está tomando nuevamente el conflicto, fue que tanto desde la política como desde la Fiscalía de Estado decidieron actuar y rápidamente acudieron ante la Justicia.

Comentarios