Política
Viernes 02 de Diciembre de 2011

Pérez diseñó un gabinete con 10 ministros, nuevas secretarías y reestructuración de organismos

El gobernador electo dará a conocer su equipo este sábado, a las 11, en un sitio inesperado: una de las dependencias del dique Cipolletti. Se reunió con Boudou y definió la aprobación de un crédito de $431 millones.

Por Marcelo Arce
marce@diariouno.net.ar

El esquema de gobierno de la futura administración en Mendoza estará conformada por un equipo de 10 ministros, nuevas secretarías, cambios de denominaciones en las carteras y reestructuraciones en organismos que para Francisco Paco Pérez serán claves.

Está previsto que este viernes ingrese a la Legislatura el proyecto de ley de ministerios; mientras regresaba el jueves por la tarde de Buenos Aires, el futuro mandatario terminaba de darle los retoques finales a esa iniciativa.

Entre reuniones con Amado Boudou (ministro de Economía y futuro vicepresidente), que terminaron de definir la aprobación de un crédito de $431 millones para la provincia, y un encuentro con otros funcionarios nacionales, Pérez ultimó detalles del anuncio de los hombres y mujeres que integrarán su gabinete y que ya tiene día, hora y extraño lugar: será este sábado, a las 11, en una de las dependencias del dique Cipolletti, en Luján.
Según se estaba terminando de definir en las últimas horas y a modo de adelanto, en trazos gruesos Paco tendrá un equipo de 10 colaboradores en la primera línea y apunta a que diputados y senadores acepten los cambios en las denominaciones de los ministerios que son al menos tres.

Durante el gobierno de Celso Jaque los ministros eran nueve, si se toma en cuenta que la Secretaría General de la Gobernación tiene rango ministerial.
Como ya se sabe, la propuesta central es elevar a las actuales secretarías de Turismo y Cultura al rango de ministerio, y más allá de lo que se barajó en un principio no quedarán fusionadas y cada una de ellas tendrá un ministro a cargo.

También como ya se había anticipado se le quitará a la actual cartera de Infraestructura la responsabilidad del manejo de las políticas de transporte, que pasarán a orbitar en una nueva secretaría creada a tal fin.


Las modificaciones
Las novedades están en los cambios de denominaciones que se avecinan. La citada cartera, que tendrá a cargo el manejo de la obra pública y que quedaría en manos de Rolando Baldasso, pasará a llamarse de Infraestructura y Energía y quedarán allí la administración de temas mineros, energéticos y de servicios.

Con la mente puesta quizás en las discusiones paritarias que se harán fuertes en el 2012, el Ministerio de Gobierno se denominará de Trabajo, Justicia y Gobierno y es probable que allí termine desembarcando un hombre vinculado a la CGT.

Otro que cambiará de nombre será lo que durante el gobierno de Jaque se llamó Ministerio de Producción y en gestiones anteriores fue Economía. Pérez quiere allí el rótulo de Ministerio de Agroindustria y Tecnología.

Desarrollo Humano será Desarrollo Social y sumará una función más: su próximo titular tendrá a su cargo la política de Derechos Humanos que actualmente reviste bajo la órbita de Félix González, el ministro de Gobierno. Por eso esa cartera se llamará Desarrollo Social y Derechos Humanos.

Hacienda, que quedará en manos de Marcelo Costa, será Hacienda y Finanzas, mientras que el resto de las carteras (Seguridad y Salud) seguirán así. La DGE, al tener rango constitucional, no podrá ser modificada.

Nidia Martini sería titular de Juegos y Casinos en lugar de Daniel Pereyra.


Eliminan una cartera
Pérez regresó anoche de Buenos Aires luego de haber estado dos días allí. El miércoles Boudou le confirmó que ya está firmado el crédito del Credit Suisse por $431 millones para cubrir parte del déficit –sólo falta la aprobación del Banco Central la semana próxima– y ayer se entrevistó con Carla Campos, funcionara del Ministerio de Agricultura.

Tras el regreso se concentró en lo que se presentará esta mañana en la Casa de las Leyes.

Más abajo en el organigrama también se proponen cambios importantes. El propio Pérez ya anunció la eliminación de la Secretaría General de la Gobernación para remplazarla por una Secretaría Legal y Técnica que estará a cargo de Francisco García. Se mantienen las secretarías de Ambiente y Deportes y además de Transporte existirá una Secretaría de Coordinación. Allí podría terminar ejerciendo Eduardo Bauzá, el jefe de la campaña.

El IPV seguirá bajo el control de Infraestructura, y Derechos Humanos pasa de dirección a subsecretaría y en la órbita, como ya se dijo, de Desarrollo Social.

Paco cumplirá su promesa de campaña de jerarquizar a la actual Dirección de Cooperativas y la elevará a subsecretaría y dependerá del futuro ministro de Agroindustria.

La herramienta que será clave en la nueva gestión, el Fondo para la Transformación y el Crecimiento, no pasará a depender de la Gobernación como quería Pérez. Seguirá en lo que hoy es Producción, aunque sólo dependerá de esa cartera, a diferencia de ahora, que depende de las decisiones de al menos tres ministros.
 

Comentarios