Política
Sábado 26 de Noviembre de 2011

Pérez y Cornejo coincidieron en que la solución a Irrigación es la renuncia de su suspendido titular

El gobernador electo y el titular de la UCR tuvieron un contacto telefónico y analizaron la crisis en ese ente. El radical desaconsejó la intervención, pero Paco no logra todavía hacer que se vaya Eduardo Frigerio, a quien le harán juicio político.

Por Marcelo Arce
marce@diariouno.net.ar

En una conversación telefónica de alto contenido político, el gobernador electo, Francisco Pérez, y el flamante titular de la UCR, Alfredo Cornejo, analizaron la crisis del Departamento General de Irrigación y coincidieron en que la salida es la renuncia del cuestionado titular del organismo, Eduardo Frigerio.

La charla se registró horas antes de que el intendente de Godoy Cruz se hiciera cargo de la presidencia de su partido (hecho que ocurrió el jueves por la noche) y después de que se anunciaran proyectos en la Legislatura para intervenir Irrigación.

“Nuestro objetivo en realidad no es la intervención, es que vos puedas arrancar desde cero en Irrigación, con un nuevo superintendente y con todos los miembros de los consejos. Pero para eso Frigerio tiene que renunciar”, le dijo el radical a Paco.

Del otro lado de la línea sólo se adivinó una muesca de aprobación y un lacónico “estamos trabajando en eso” y el compromiso de que “hay varias cosas que estamos analizando” para superar la crisis.

Cornejo colgó, luego de dejarle a Pérez el respaldo de la UCR para cualquier decisión que se tome al respecto, y se quedó con la sensación de que el tema Irrigación tiñe todo el ámbito político mendocino. Es que el conflicto en el estratégico organismo del agua está empantanado, luego de que Frigerio diera señales de que no va a dejar su cargo y de que desde el punto de vista legal se haya vuelto prácticamente inviable una intervención.

¿Le soltaron la mano y está solo?
Eduardo Frigerio finalmente quedó suspendido de su cargo al frente de Irrigación, según decidió el Jury que lo investiga por supuestas irregularidades.

El propio superintendente, quien había sido empujado a la renuncia por el gobernador electo, Francisco Pérez, y por la conducción del PJ, presentó este jueves un recurso de nulidad ante el Jury de Enjuiciamiento que lo investiga por graves irregularidades (cuestionó las mayorías en ese tribunal que se decidieron por investigarlo) y dio la señal clara de que no se irá y de que piensa defenderse.

Pero un dato habría agudizado la realidad política de Frigerio: Juan Carlos Mazzón (el referente del superintendente) habría decidido soltarle la mano y Frigerio estaría defendiéndose ya en soledad.

Tanto Pérez como el gobierno de Celso Jaque no le encuentran la salida legal a la crisis en Irrigación, con características tan inéditas que no hay norma en la Carta Magna ni en la legislación vigente que ayude a encontrar la solución.

Algo ya tienen claro el mandatario actual como el electo: por más que quieran y amenacen, desde el punto de vista constitucional ninguno de ellos podrá intervenir el ente del agua y deberán encontrar otros mecanismos políticos o forzar la interpretación de las leyes con el respaldo de la Legislatura.

A nivel oficial se está explorando un camino: que Jaque firme un decreto y que este tenga el acuerdo del Senado (aunque no se trataría en este caso de una suspensión, sino de una destitución del superintendente), buscando ampararse en el artículo 128 inciso 22 de la Constitución.

Pero esta vía, según constitucionalistas y tal como analizaron Paco y Cornejo, sería difícil de implementar.

Claves del problema
-El juicio en su contra sigue
Eduardo Frigerio está siendo sometido a una investigación que sigue su curso, luego de que el lunes los miembros del Jury de Enjuiciamiento (integrado por políticos y jueces) lo decidieran por unanimidad. Entre otros hechos, el superintendente de Irrigación está acusado de “ablandar” requisitos en beneficio de la compañía minera San Jorge y de otorgar 21 perforaciones.

 

-Resiste y no renuncia
Francisco Pérez, la conducción del PJ y el radicalismo impulsan la renuncia del superintendente, quien ya dio señales de que se defenderá en el Jury y no se alejará de su cargo. La situación está empantanada ya que, a pesar de las amenazas, el Poder Ejecutivo no puede intervenir lisa y llanamente Irrigación porque hay trabas constitucionales para hacerlo.

Comentarios