Economía
Miércoles 07 de Diciembre de 2011

Pese a las restricciones, más de la mitad de los juguetes vendidos son importados

Aportan 60% de las ventas para Navidad y Reyes. Las licencias no automáticas y los precios de referencia contribuyeron, sin embargo, a que la industria local ampliara su participación del 8% en 2000 al 40% actual.

Los controles fijados a las importaciones de juguetes en los últimos años, a través de licencias no automáticas o precios de referencia para evitar la competencia desleal, entre otros, alentaron una mayor participación en las ventas de los productos nacionales.

Sin embargo, a pesar de estas políticas implementadas y del crecimiento de los fabricantes locales, el 60% de los juguetes que se venderán para Navidad y Reyes serán extranjeros, según datos de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ). "Año a año venimos recuperando el mercado que habíamos perdido en los 90. Los juguetes nacionales aportarán de 35% a 40% de las ventas este año, frente a 27% de 2006, y prevemos llegar al 50% hacia fines de 2012. En 2000, sólo representaban 8% de las ventas, desde el 80% de mediados de la década de los '80", explicó a El Cronista Miguel Faraoni, presidente de la entidad.

Y ejemplificó: "La Cámara tenía 260 asociados antes de empezar la década del 90; pero con las políticas implementadas desaparecieron muchas empresas e iniciamos 2001 con menos de 60 socios. Hoy ya superamos los 100". Además, desde 2003, la producción acumuló un aumento de 130%.

El empresario destacó que lo ideal es que exista equilibrio entre locales y extranjeros. "Tampoco es bueno que el país pendule entre mayoría nacional o importada, hay que buscar un equilibrio de 50% y 50% para que todos estemos contentos, porque así el público tendrá mayor surtido y variedad de precios. Nosotros les pedimos a comerciantes y supermercados que importen lo que no se fabrica localmente", aclaró Faraoni.

Para el Día del Niño, los juguetes de Mattel "como las muñecas Barbie, los autos Hot Wheels y los productos para bebés Fisher Price" corrían riesgo de escasear. Pero finalmente llegaron a los canales de venta gracias a un acuerdo con la local Rasti, por la cual la marca estadounidense se comprometió a exportar los juguetes nacionales de esa empresa a Colombia.

Así, el Gobierno le dio luz verde para que continuara importando sus marcas. Para Navidad, los productos de Mattel no faltarían de las vidrieras, ya que el conflicto está solucionado.

La producción nacional de juguetes creció 15% este año y aporta más de 10.000 productos diferentes, según datos de la CAIJ. En tanto, la importación creció cerca de 6% este año. Así, los juguetes nacionales avanzan terreno, ya que se estima que las ventas crecerán 10% para Navidad y Reyes, por debajo de la producción. En tanto, la industria exporta el 8% de su producción a países limítrofes, América Central y a la comunidad hispana de EE.UU., en este caso, juegos de mesa.

Con respecto a los precios, se estima que los juguetes costarán de 20% a 25% más que en la Navidad pasada, ya que al alza de 17% a salida de fábrica se suman los mayores costos de los comerciantes. "Tratamos de ser cuidadosos con los precios, porque tenemos a China como competidor. De todos modos, para estas fechas hay muchas ofertas, que absorben parte del aumento", agregó Faraoni. El mercado total de juguetes mueve unos u$s 350 millones al año.

Fuente: Nuria Rebón - El Cronista

Comentarios