Más noticias
Martes 25 de Octubre de 2011

Pillaron ebrio al director de una cárcel luego de que chocara contra 12 vehículos

El director de la principal cárcel de Costa Rica fue detenido la noche del lunes después de que en estado de ebriedad chocara 12 vehículos en forma consecutiva y se fugó para refugiarse en su casa, donde fue capturado.

Ronald Herrera, director del penal de La Reforma, sextuplicaba el límite de alcohol permitido en la sangre, al registrar 2,93 gramos por litro, de acuerdo con el análisis al que fue sometido, informó César Quiroz, director de la policía de tránsito.

Lo que ocurrió "es lamentable. Aquí no hay mucho que decir. De parte del ministerio de Justicia nuestra solidaridad hacia las víctimas de este accidente", señaló este martes el viceministro de Justicia, Fernando Ferraro, interrogado por la radioemisora costarricense ADN.

Herrera "estaba en una cuarta etapa de ebriedad al menos. En esa condición uno se vuelve irritable, no se da cuenta de su propia torpeza y lo único que piensa es en llegar a su casa como medio de salvación", indicó por su lado Luis Araya, experto en temas de alcohol y drogas de la policía de tránsito.

La reconstrucción de las autoridades indica que Herrera impactó la noche del lunes a tres vehículos en el sector oriental de San José, cuando se dirigía a su casa.

Tras el primer impacto, el director del presidio de alta seguridad de La Reforma comenzó a huir, perseguido por los primeros conductores afectados.

Durante el escape de casi un kilómetro, Herrera chocó sucesivamente otros tres automóviles estacionados en la calle y, al llegar al condominio, ingresó a toda velocidad, arrancando las cadenas que regulan el ingreso.

Ya en el interior embistió a otros seis automóviles antes de detenerse, cerrar su auto e ingresar a su casa, donde poco después la policía lo detuvo y sacó con su rostro cubierto, según una fotografìa publicada este martes por el diario Extra.

Este mismo diario relató qu,e alojado en una celda, el director de La Reforma clamaba que no debía estar encerrado porque sólo había estado "celebrando el gane de la Sele", en alusión a la victoria de la selcción de fútbol de Costa Rica el domingo frente a Brasil en los Panamericanos de Guadalajara, México.

Un agente de la policía costarricense vigilando tras un cordón ante unos edificios en San José, la capital del país, el 8 de enero de 2009 tras un terremoto.

Comentarios