Más noticias
Miércoles 21 de Septiembre de 2011

Piñera le dijo a Cristina que "Chile respetará el Estado de derecho" ante la petición de asilo del juez Romano

La presidenta argentina se reunió con su par chileno en Nueva York. Por primera vez hablaron acerca del suspendido camarista mendocino acusado por delitos de la dictadura que se fugó al país trasandino.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se reunió con la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en Nueva York. Allí hablaron por primera vez de la situación del juez mendocino Otilio Roque Romano, involucrado en más de 100 causas por delitos de lesa humanidad, quien pidió asilo político en Chile tras fugarse a ese país. Piñera fue políticamente correcto y aseguró que se "respetará el Estado de derecho".

Ambos presidentes se encontraron este miércoles en medio de la Asamblea General de la ONU a la que ambos asistieron.

"Chile es un país respetuoso del Estado de derecho y cumple acuerdos y tratados internaciones y defiende siempre en todo lugar y circunstancia el respeto a los derechos humanos", detalló el mandatario, según consignó Radio Cooperativa de Chile.

Dijo que "por tanto, nuestro país va a actuar de acuerdo a derecho y ese (la situación del suspendido camarista Romano) es un tema que vamos a tratar con la presidenta Cristina Fernández".

En tanto, el canciller argentino Héctor Timerman  dijo estar seguro de que el tema "se va a resolver de manera satisfactoria".

"Estamos seguros de que se va a resolver de manera satisfactoria, en línea con el respeto de derecho porque estamos seguros que el presidente Piñera respeta el estado de derecho", indicó Timerman.

"En Chile se respetan los derechos humanos y las normas que existen en el país. Por el momento no hemos requerido más que el pedido de esta persona. Cuando sea necesario operará la Comisión bajo el espíritu de lo que corresponde. En Chile se entiende que quien comente un delito en un lugar debe ser sometidos a la ley del lugar donde se cometió ese delito", agregó el canciller chileno.

No obstante, el antecedente del caso de Galvarino Apablaza Guerra, el guerrillero chileno acusado de cometer asesinatos en democracia al que el Gobierno argentino se niega a extraditar para ser juzgado en su país, se muestra como obstáculo para resolver la situación, ya que dejó un fuerte malestar en el Ejecutivo trasandino.

Fuente: Radio Cooperativa.cl y NA

Comentarios