San Rafael
Sábado 24 de Diciembre de 2011

Pirotecnia: no hay cirujanos ante una eventual emergencia

Con el fallecimiento del jefe del servicio de Cirugía del hospital Schestakow, Roberto Costanzo, el nosocomio se quedó sin especialista reparador. Un paciente grave sería derivado a Mendoza

El doctor Roberto Costanzo falleció en noviembre y su deceso dejó al hospital Schestakow sin el único especialista en cirugía plástica y reconstructiva en quemados.

La muerte del médico provocó un profundo dolor en la comunidad y un vacío en el nosocomio, que perdió a uno de sus mejores valores.

La ausencia del galeno mantiene preocupadas a las autoridades del Schestakow, que todavía no encontraron un remplazante.

Para estas fiestas se prendieron las alarmas porque en caso de un accidente grave con pirotecnia el paciente deberá ser derivado a Mendoza, ya que según el director del hospital, “se pueden hacer convenios con cirujanos privados pero lo más factible será trasladar al accidentado”.

La terapia intensiva para atender quemados está operativa pero si hay que realizar una intervención reparadora, no hay cirujanos especialistas en la materia.

Por ese motivo, Dauverné advirtió de que “la comunidad debe tener mucho cuidado con la manipulación de los petardos y tratar de evitar que los chicos los utilicen”.

El año pasado disminuyó la cantidad de accidentes con respecto a años anteriores y desde el nosocomio confían que este dato se mantenga.

“Las campañas de prevención son muy importantes en este sentido, por eso les pedimos a los padres que presten atención a sus niños”, agregó Dauverné.

En ese sentido los comerciantes que se dedican a la venta de pirotecnia recomiendan “no comprar artículos que estuvieron expuestos al sol en tablones porque el papel que envuelve a los petardos se reseca y puede interrumpir el correcto proceso de encendido, provocando un accidente”.

En el resto de las unidades hospitalarias que hay en el departamento no están garantizadas las guardias para casos similares.

En el Hospital Español, por ejemplo, hay dos cirujanos plásticos especialistas en miembros inferiores pero no cumplirán servicios de emergencias y por lo general los pacientes que arriban a ese nosocomio son derivados al Hospital Central, aclararon desde el establecimiento sanitario.

En definitiva, ante un siniestro por quemaduras el Schestakow es el único que garantiza la atención de los pacientes con quemaduras de cualquier grado porque posee unidades de terapia intensiva que pueden satisfacer la demanda.

Las evaluaciones de la guardia determinarán qué tipo de atención necesitará el paciente accidentado.

Asimismo, el director recordó que para estas fiestas “habrá guardias activas y pasivas en el nosocomio”.

Agregó que “aquellos que formen parte de las guardias pasivas, como los traumatólogos, tienen 20 minutos, por protocolo, para hacerse presentes ante una emergencia”. 

Comentarios