Domingo 17 de Julio de 2016

Playa policial: se quemaron 1800 motos y más de 50 autos

Los bomberos comenzaron las pericias para determinar si el incendio fue accidental o intencional. Según las actas de retención de los vehículos, el Estado no se hace responsable de los daños. Imágenes

El dantesco incendio que afectó al predio San Cristóbal donde funciona la playa de secuestros de la Policía Vial dejó un saldo de unas 1.800 motos quemadas y más de 50 vehículos que sufrieron daños por el accionar de las llamas.
El relevamiento comenzó este sábado por la mañana cuando personal de la delegación San Rafael de la Vial constató que las motocicletas quemadas  fueron secuestros que se realizaron entre los años 2006 y 2015. El lote del 2016 no sufrió afectaciones.
En cuanto a los autos, el primer estudio reflejó que se trata de secuestros muy antiguos y al menos entre 40 y 50 vehículos se vieron afectados por las llamas.
El siniestro se inició el viernes pasadas las 15 en una finca inculta situada al este del predio cuando desconocidos iniciaron el fuego, se sospecha para quemar pastizales,  que se propagó por efecto del viento.
Las llamas empezaron a avanzar sobre la playa y en pocos minutos empezaron a arder las primeras motos y los vehículos que estaban estacionados junto a un alambrado. El fuego afectó al menos tres postes de luz que cedieron por efecto del calor.
El día después, el panorama era desolador. Personal de Bomberos y Policía Científica por orden del Primer Juzgado de Instrucción iniciaron las pericias para determinar si el inicio fue intencional o accidental.
Lo cierto es que no se sabe quiénes  iniciaron los focos, que recién cuatro horas después fueron apagados por los bomberos. En este marco, viajó hasta San Rafael el jefe de la Policía Vial de Mendoza, Gabriel Pereyra.
El comisario señaló a UNO San Rafael que “se está investigando cómo se inició el fuego para saber si hubo o no intencionalidad”. Para el funcionario, “no hay responsabilidad del Estado porque el incendio comenzó a unos 800 metros de la playa y fue avanzando por efecto del viento”.
En cuanto al parque automotor afectado, Pereyra dijo que “las 1.800 motos eran secuestros que se hicieron entre el 2006 y el 2015” y agregó que “en las actas de retención que se le entrega a los titulares se especifica que el Estado no se hace responsable penal y civilmente de los daños por desastres”.
En este escenario, Gustavo Manquepí, subjefe de la Policía Vial de San Rafael, recordó que “en la última granizada se dañaron varios vehículos que estaban en la playa de la calle Barcala y no hubo responsabilidad del Estado”.
Después del secuestro de un vehículo, el propietario tiene 24 horas para gestionar la devolución siempre y cuando presente la documentación respaldatoria.
A partir del segundo día comienza a cobrarse la estadía en la playa hasta que el dueño vaya a retirar su vehículo.  
Preocupados
Varios dueños de motos secuestradas se acercaron hasta la playa de secuestros. Hubo un altercado con los propietarios de un auto que por suerte no sufrió daños.
Calor
Algunos autos no fueron alcanzados por las llamas pero el efecto del calor del fuego hizo estragos en la pintura del chasis
Antecedentes
La quema de pastizales es muy común en este período del año. La semana anterior hubo otro foco de incendio que se desató a unos metros de la playa. En esa ocasión el viento no se propagó y se extinguió rápidamente.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios