Lunes 25 de Julio de 2016

Playa de secuestros: investigan por qué bomberos tardaron en combatir el fuego

Pericias. El magistrado aguarda los informes de Policía Científica y Gendarmería. El único detenido recuperó la libertad bajo fianza. No hay presentaciones de damnificados.

A la espera de las pericias elaboradas por Policía Científica y Gendarmería, el juez de instrucción Pablo Peñasco ordenó en la semana la liberación del único detenido por el incendio en la playa de secuestros de la Policía Vial que destruyó unos 2000 rodados, entre motos (la mayoría) y autos.
Es que el abogado del hombre de 55 años sindicado por algunos testigos de ser el que inició el fuego solicitó su excarcelación y pagó la fianza ordenada por el juez. 
En este contexto, la causa pasará el martes al Tercer Juzgado de Instrucción, a cargo de Gabriel Ravagnani, que continuará con el expediente  del siniestro.
Por ahora el único informe que recibió Peñasco fue el de Bomberos, quienes señalan que hubo intencionalidad en la quema de basura que originó el tremendo incendio. Aparentemente, el que comenzó el fuego actuó en terrenos fiscales y no midió las consecuencias de su acto que inicialmente fue quemar basura.
En este marco, en la instrucción se empezó la investigación para saber por qué los Bomberos tardaron tanto en ir a apagar el fuego. Para determinarlo, el magistrado ordenó el secuestro de documentación en la Comisaría 38, Bomberos, la oficina de la Policía Vial que funciona en la playa y los audios del Centro Estratégico Operacional.
En principio se sabe que una dotación combatió ese día otro importante incendio que se desató en inmediaciones del autódromo  en Las Paredes. Otra dotación acudió hacia la playa de secuestros pero cuando estaba por llegar al barrio El Molino, una orden desde el CEO priorizó otro incendio en Pueblo Diamante.
Allí, la autobomba frenó su marcha y se dirigió a este siniestro según la orden que hubo desde el 911. Es  que aparentemente, el viento había mermado en la playa de secuestros y los focos ígneos estaban controlados, pero en cuestión de minutos el viento cambió hacia el oeste y se reavivó el fuego que finalmente destruyó motos y autos. En este sentido, la Justicia está tratando de determinar si hubo o no responsabilidades de las fuerzas de seguridad.
Otro dato a tener en cuenta es que por ahora, según informó una alta fuente judicial, “nadie se presentó en el juzgado para reclamar daños”.
Lo cierto es que la causa se encuentra a la espera de las pericias ordenadas y no se descarta ninguna línea de investigación. La idea del magistrado es tener tres informes por separado para cotejarlos y obtener mayores precisiones para esclarecer lo que sucedió.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios