Deportes
Jueves 12 de Noviembre de 2015

Polémico: el línea de la final mandó al frente a Ceballos

En una conversación que mantuvo con un hincha canalla, Marcelo Aumente responsabilizó al árbitro principal por los fallos en el partido entre Boca y Central.

El árbitro asistente de la final de la Copa Argentina Marcelo Aumente responsabilizó al árbitro Diego Ceballos por los fallos que se produjeron en el polémico partido entre Rosario Central y Boca, disputado el miércoles pasado en Córdoba, y que le permitieron al "Xeneize" congrarse campeón de ese certamen.
Todo se inició por una llamada telefónica que un hincha del "Canalla", cuyo nombre es Pablo, le hizo a Aumente, quien al atender negó que sea él, pero ante varios insultos le respondió.
En una conversación que se prolongó por unos ocho minutos y que fue publicada por el portal de noticias Rosario Plus, el asistente arrancó con la explicación del penal inexistente que luego cambió por gol Nicolás Lodeiro.
"El penal está dos metros afuera del área, no entiendo como no lo ves", le reclamó el simpatizante muy enojado, mientras que Aumente le respondió: "Ceballos tenía mejor perspectiva que yo para ver si estaba adentro o afuera. Si yo hubiese visto que era afuera, ¿vos te pensás que no lo hago volver atrás? Hoy sería el campeón del mundo".
Durante la charla, el hincha le reclamó cada una de las acciones que favorecieron al conjunto "Xeneize" y el asistente defendió cada una de las determinaciones que se tomaron en ese momento. "Desgraciadamente nos equivocamos para Boca", le explicó Aumente resignado ante los errores cometidos.
Posteriormente, el simpatizante canalla puso en duda la transparencia y credibilidad del fútbol argentino y Aumente contestó: "Con toda la mugre que hay en el fútbol, el chivo expiatorio siempre somos nosotros. Se lavan las manos".
Enseguida, se refirió a todo lo que vive con su familia después del polémico encuentro y remarcó que hasta lo escracharon en su casa de Mar del Plata, su familia sufre la situación y media ciudad de Rosario lo llama para insultarlo.
"Me estoy comiendo un garrón que no me pertenece", sostuvo el juez de línea y dejó entrever así que el error que generó el enojo fue el penal que cobró Ceballos luego de marcar una infracción que fue afuera del área.
Para cerrar la conversación, el hincha le dejó una advertencia: "Si vuelven a dirigir, lo único que les pido es que no vuelvan a Rosario porque me parece que no van a salir. En la otra cancha (Newell's) los van a aplaudir pero de la cancha de Central no van a salir" En tanto, Aumente le indicó que no sabían si volverán a dirigir.

Comentarios