Deportes
Domingo 18 de Septiembre de 2011

Polémico nocaut de Floyd Mayweather ante Víctor Ortiz

En la pelea central de la velada realizada en Las Vegas, Mayweather noqueó a su rival con dos golpes fulminantes cuando este se disculpaba por un cabezazo. Mirá el video y las fotos.

Floyd Mayweather derrotó por nocaut en el cuarto asalto al mexicano- estadounidense Víctor Ortiz y se quedó con el cinturón mundial welter del Consejo Mundial de Boxeo. Hasta aquí la crónica fría, de lo que será una de las definiciones más comentadas del año en el pugilismo mundial.

Floyd Mayweather Jr., casi retirado (venía de 16 meses de inactividad), y que prepara su enfrentamiento millonario ante Manny Pacquiao, retó al campeón Ortiz, vencedor de Andre Berto, por el cetro welter y con mucha maña se quedó con el cinturón del chicano.

Ortiz fue sistemáticamente vapuleado por Mayweather, en un tipo de pelea que se presumía sería lo mejor para el mexico-americano. Floyd se paró al frente del Vicious y conectando sus manos con velocidad y por momentos buscando a Ortiz, despejó mis dudas sobre la calidad de un peleador que es solo fuerza y nada de habilidades, más aun con muy poca astucia.

Luego de los primeros 3 asaltos en los que Floyd golpeó a placer a Ortiz, Víctor salió empujado por su esquina, con la intención de meter sus manos y acortar la distancia y en ese desespero por colocar sus manos y no lograrlo, se vio claramente como de forma ingenua y alevosa metió su cabeza en busca de dañar a Mayweather. Joe Cortez, el inefable y polémico referee, descontó un punto por esta acción y de allí en más, la ingenuidad de Ortiz apareció de forma inaudita.

Luego de disculparse en reiteradas ocasiones con el Money, y cuando Ortiz tenía sus ojos en una de las esquinas muy lejos de los peleadores, regresa Víctor a pedirle perdón a Floyd y éste, luego de golpear los guantes y tocar los antebrazos aprovechó para conectar en dos ocasiones a Ortiz y liquidar la pelea.

En una acción totalmente legal, se mostró toda la picardía del moreno, bronce olímpico en Atlanta 2006 junto a nuestro Pablo Chacón, y la ingenuidad de Ortiz, que se quedó sin el cinturón que tanto le costó conseguir. Money seguirá facturando.
 

Comentarios