Lunes 05 de Junio de 2017

Atropellada y abusada: liberaron al acusado de violar a su hija de 1 año copy

El hecho se descubrió hace más de un mes cuando la pequeña falleció al ser arrollada por su abuelo en una finca de Tunuyán. La Justicia no encontró pruebas suficientes para dictarle la preventiva al progenitor.

Poco más de un mes estuvo privado de su libertad un hombre de 50 años acusado de abusar sexualmente a su hija, aunque este lunes volvió a la calles. El hecho se descubrió luego que la víctima, de tan sólo 1 año y cuatro meses de edad, falleciera tras ser atropellada por su abuelo en Tunuyán.

Tras varias postergaciones, este lunes se realizó la audiencia en búsqueda de definir el futuro del expediente penal. Una de las posibilidades era que el sospechoso fuera procesado con prisión preventiva.

Sin embargo, la jueza Teresa Di Bari -subroga a su par Oscar Balmes- dictó la falta de mérito. Esto quiere decir que no hay elementos para mantener tras las rejas al hombre, aunque tampoco para sobreseerlo definitivamente del hecho. En otras palabras, se ordenó el recupero de libertad pero continuará vinculado al expediente.

El abogado defensor, Guillermo Yornet, centró su defensa en que su cliente no convivía con la menor ya que estaba separado de su madre desde hacía más de cuatro meses.

En busca de esclarecer algunos puntos oscuros de la causa, la magistrada citó a declarar nuevamente al forense que realizó la necropsia y descubrió el vejamen. Es que surge una contradicción al respecto ya que si bien se determinó que el abuso sexual fue con acceso carnal, el profesional de la Salud indicó en su informe que ocurrió desde 15 días antes de la muerte hacia atrás. Pese a esto, la madre de la víctima, de 23 años, aseguró que el perito le manifestó que había ocurrido hace 3 meses.

Ahora los investigadores judiciales quieren tener datos más concretos al respecto para reconstruir el contexto de la pequeña al momento de ser violada. Es que, según detallaron fuentes judiciales, en la propiedad donde residía la menor solían habitar ocasionalmente varias personas.

Por su parte, el padre solicitó en la audiencia de este lunes que también se profundice la investigación sobre la muerte de la menor, la que hasta el momento está calificada como homicidio culposo.

El trágico hecho ocurrió en las primeras horas de la tarde del 27 de abril pasado en la finca Toso, ubicada sobre calle Belgrano. Según la información oficial, el abuelo materno de la pequeña se encontraba manejando un camión cuando arrolló a la menor. Si bien sus familiares la trasladaron de inmediato al hospital Scaravelli, los médicos no pudieron salvar su vida ya que sufrió politraumatismos y traumatismo encéfalo craneano grave con fractura.

Al realizar la necropsia, los médicos notaron que la niña tenía una herida anal ya cicatrizada correspondiente a un abuso sexual, por lo que se desató una nueva investigación que detuvo e imputó al progenitor.